En imágenes: los riesgos que afrontan miles de pobladores de comunidades cercanas al Volcán de Fuego

Miles de pobladores de comunidades de Escuintla cercanas al Volcán de Fuego viven con temor y estas son las razones.

Publicado el
Volcán de Fuego
El material volcánico arrastrado por los ríos son un riesgo para pobladores. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Las erupciones que en los últimos años ha mantenido el Volcán de Fuego, especialmente la ocurrida en junio de 2018, ha provocado que millones de metros cúbicos de arena continúen bajando del coloso a través de las barrancas hacia el cauce de los ríos Ceniza, Achiguate, Guacalate, Pantaleón, Cristóbal, Coyolate y en meses recientes a Acomé y Río Seco.

Por tal razón se estima que al menos 200 comunidades de ocho municipios de Escuintla están en riesgo de sufrir inundaciones, inclusive, algunas de estas puedan quedar soterradas.

Este extremo ya ocurrió, pues en octubre del 2019 más de 20 viviendas de el parcelamiento El Socorro 5, El Cajón, Santa Lucía Cotzumalguapa, quedaron soterradas por lahares que bajaron por el cauce del río Pantaleón.

Temor constante

Julio Nájera, integrante de la Coordinadora Local para la Reducción de Desastres (Colred) de aldea El Cajón, comentó que viven con temor desde ese 2019, y que en cada invierno están en alerta ante la crecida del río Pantaleón, que además ha cambiado de curso y tiene en peligro comunidades de La Gomera y Sipacate.

“Los comunitarios saben que al escuchar los gorgoritos deben llegar hasta el lugar de reunión y posteriormente coordinamos las evacuaciones, de ser necesario, ante el incremento del caudal del río; sin embargo, hay quienes se niegan en algún momento a ser evacuados”, indicó Nájera.

Daños en viviendas por acumulación de material volcánico e inundaciones. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Material afecta a ríos

La acumulación de arena en el cauce en estos ríos provoca la obstrucción en algunos puntos, y disminuye la profundidad, lo que puede generar su desbordamiento durante la temporada de lluvias.

El sedimento que llega a los esteros también afecta las actividades de pesca y dificulta la navegación por el azolvamiento o reducción de la profundidad.

Volcán de Fuego
(Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

José Díaz, vecino del Socorro, comentó que temen quedar incomunicados como ha ocurrido en otros inviernos y ante el material que cada vez se va acumulando en el río Pantaleón, considera que deben hacer dragados o protegerlos con bordas.

En septiembre de 2021, producto de las fuertes lluvias y acumulación de sedimentos, se registró el cambio de cauce del río Pantaleón, ya que la arena del volcán obstruyó su recorrido natural, transportando gran cantidad de sedimentos al río Acomé a través del Río Seco y generando grandes inundaciones en comunidades de Santa Lucía, La Gomera y Sipacate.

Volcán de Fuego
El azolvamiento desvía el cauce natural de los ríos. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Riesgo para ecosistemas

El fenómeno, además, está provocando el azolvamiento de dichos ríos y del estero de El Paredón, poniendo en riesgo el área manglar que conforma el parque nacional Sipacate-Naranjo y los medios de vida del estero, como la pesca y turismo.

Alex Guerra, Director del Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático (ICC), comentó que el problema que generan los sedimentos es el azolvamiento del cauce de los ríos, los cuales se llenan de arena y por lo tanto tienen menor capacidad para transportar el agua, lo cual provoca los desbordamientos afectando comunidades, carreteras, cultivos y producción pecuaria, entre otros impactos.

Volcán de Fuego
Los cultivos son de las más afectados. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Guerra agregó que han identificado comunidades en riesgo en la cuenca del río Achiguate en los municipios de Siquinalá, Escuintla, Masagua, Puerto de San José y La Democracia.

En la cuenca del río Coyolate también se identifican comunidades de los municipios de Santa Lucía Cotzumalguapa, La Gomera y Nueva Concepción; y cuenca del Acomé, en Sipacate.

Al riesgo de inundaciones se suma la falta de infraestructura. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

A decir del experto, esta situación es a largo plazo. Resaltó se requiere acciones desde el gobierno central.

“Las soluciones serán complicadas, costosas y tomarán tiempo en implementarse, por lo que debe analizarse cuidadosamente la situación y crear un plan maestro de mitigación del riesgo”, comentó Guerra.

Agregó que para la temporada lluviosa que está por iniciar, se recomienda reforzar los planes de emergencia para atender a las comunidades que puedan verse afectadas, para ello en los últimos meses se han organizado la Conred, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, el Ministerio de Comunicaciones, la Gobernación de Escuintla, el Instituto de Cambio Climático y varios ingenios azucareros que operan en la zona.

El materiales volcánico arrastrado por los ríos también afecta a los ecosistemas. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)