Salubristas suspenden atención

Cientos de pacientes que acuden a diario a la consulta externa del Hospital Regional de Escuintla resultaron afectados por segunda vez consecutiva, porque médicos y enfermeras paralizaron labores como medida de presión para que el Ministerio de Salud abastezca de fármacos el nosocomio.

Una de las áreas que permanece sin atender en el Hospital Regional de Escuintla. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)   <br _mce_bogus="1"/>
Una de las áreas que permanece sin atender en el Hospital Regional de Escuintla. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)  

ESCUINTLA – Alvina Reinosa, de Iztapa, dijo que es de escasos recursos y que viajó desde temprano porque su hija tenía cita, y esta situación solo le ocasiona gastos.

Berta Aguilar, de la cabecera departamental, indicó que no entiende las  razones que dan los médicos para tomar esta medida, porque siempre que va a la consulta externa o a la sala de urgencias, solo le extienden las recetas para que luego compre los medicamentos en la calle.

Agregó que lo que  sería bueno es que el Ministerio de Salud investigue a dónde van a parar los fármacos que a veces envía.
 
Ángel Recinos, de La Gomera, lamentó las precariedades del centro hospitalario, pues no solamente carece de medicamentos, sino de sanitarios por la escasez de agua, además de falta de personal médico.

Pacto colectivo

De acuerdo con varios afectados, esperan que este paro no sea solamente presión para que el Ministerio de Salud cumpla con el pacto colectivo  en cuanto a aumentos salariales.

Mencionaron que siembre los trabajadores del Estado usan  al pueblo para conseguir lo que pretenden, sin pensar que con estas acciones ponen  en riesgo la salud de la población.