“Aquí es peligroso”: qué se sabe del crimen contra una pareja que fue ultimada mientras veía jugar a su hijo en San Miguel Petapa

Indignan imágenes de niño deportista gritando conmocionado sobre los cadáveres de sus padres, que habían ido a verlo jugar a San Miguel Petapa.

Publicado el
En las cercanías del ataque armado ya se han registrado otros hechos de criminalidad. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
En las cercanías del ataque armado ya se han registrado otros hechos de criminalidad. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Cerca de las 15.30 horas, peritos del Ministerio Publico finalizaron con las diligencias en una cancha polideportiva ubicada en la zona 10 de San Miguel Petapa.

Horas antes, cerca del mediodía, una pareja fue ultimada mientras observaba jugar al futbol a su pequeño hijo, quien tras el ataque armado, lloraba y gritaba desconsoladamente junto a los cadáveres de sus padres.

Es habitual observar en el lugar a personas jugando durante el día; sin embargo, tras el ataque armado que dejó como saldo a una pareja de esposos fallecidos y un herido, la cancha luce vacía y a su alrededor las personas solo observan a la lejanía lo que ahora es la escena de un crimen.

Una manta cubierta de sangre es lo único que queda en uno de los graderíos de la cancha.

Un vecino del lugar relató que el sitio es peligroso. Relató que este es el segundo ataque armado que se registra en los últimos tres meses. El primer incidente armado únicamente dejó como saldo varios heridos.

El residente, Incluso, relató que en el lugar se han registrado varios asaltos.

Contó que este sábado su hijo trabaja en un taller cercano al lugar y cuando le avisaron que había un ataque armado se apresuró verificar que su hijo se encontraba bien.

“Aquí es peligroso, como en todo lugar”, expuso otra persona que reside en cercanías del sitio del ataque.

Según la versión de algunos vecinos, los fallecidos no eran de ahí sino de una colonia cercana y habían llegado para observar el partido de su hijo.

En redes sociales se han difundido videos de las cámaras del sector donde se observa a un hombre corriendo y entrega algo a una menor. Quienes comparten el video comentan que puede ser el arma de fuego con el que se cometió el crimen lo que entrega a la niña.

La manta con que fue cubierto uno de los cuerpos de las víctimas aún se encuentra al lado de las canchas. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)