Guatemala tiene agua en abundancia, pero está contaminada

El país tiene agua en abundancia y más que otras naciones por la cantidad de ríos y lagos con los que cuenta, lo que representa una oferta de 97 mil 120 millones de metros cúbicos de líquido al año, aunque solo se utiliza un 10 por ciento de este recurso, ya que el resto está contaminado, recalcaron expertos durante la conferencia ¿Abundancia o escasez?

La mayoría de los ríos en el país están contaminados, reiteraron expertos.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La mayoría de los ríos en el país están contaminados, reiteraron expertos.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

De acuerdo con estudios de expertos que participaron en el evento organizado por varias entidades, una persona debería gastar 150 litros de agua al día para cubrir sus necesidades como ducharse, alimentarse, acudir al sanitario y lavar ropa. Aunque en la metrópoli muchos utilizan hasta 400 litros diarios por malos hábitos.

Edwin Castellanos, decano del Instituto de Investigaciones y director del Centro de Estudios Ambientales y Biodiversidad (CEAB) de la Universidad del Valle de Guatemala, refirió que según estudios, en un periodo de 40 años se ha talado la mitad de los bosques del país, lo cual ha contribuido a que no se recarguen las fuentes hídricas y que las consecuencias sean más graves en unos años.

También mencionó que a pesar de ser un país con suficientes recursos naturales como ríos y lagos, el agua de estos afluentes ha sido contaminada porque reciben los desechos de los desagües y la basura que se lanza a los barrancos.

“Tenemos un exceso de agua, pero a pesar de ese exceso siempre veremos el problema de escasez, lo que ocurre es que mucha de esa abundancia tiene problemas de mala calidad, está la mala costumbre de tirar la basura en los barrancos y eso se va a los ríos, uno de los lagos que comienza a contaminarse es Atitlán, el que por muchos años vimos limpio”, lamentó.

Castellanos recomendó adquirir el hábito de almacenar agua para tener suficiente liquido hasta para seis meses, ya que de esa forma se puede afrontar las temporadas de escasez.

“Hay que lidiar con el problema de la basura, también debemos dejar de usar petróleo, tenemos recursos renovables para sustituir ese combustible”, puntualizó.

Comuna perforará 13 pozos más para extraer más agua y afrontar un año de poca lluvia

Limpiar y aprovechar

Alex Guerra, director general del Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático, explicó que dentro de la basura que se encuentra en los ríos hay mucho vidrio, aluminio y cartón que se podrían aprovechar para ser reciclados.

“En otros países estos materiales se usan para fabricar electricidad. En Suecia extraen el metano de las aguas residuales y lo usan como combustible para los buses, el 40 por ciento del metano que extraen viene de las aguas residuales”, aseveró.

Guerra precisó que el fosfato es un nutriente que se utiliza para hacer crecer las plantas, pero también se deriva de los jabones y las heces fecales que hay en los ríos contaminados, lo cual fertiliza las algas que nacen en esos afluentes.

Según el experto, otras investigaciones han determinado que el río Villalobos es uno de los caudales en donde por su nivel de contaminación se podría extraer ese fertilizante.

Otros métodos

“Se debería limpiar y al mismo tiempo aprovechar todo ese fosfato. El problema es que hay escasez dentro de la abundancia, aún dependemos de la lluvia para regar los cultivos y eso nos hace más vulnerables porque produce pérdidas, necesitamos otros métodos de riego para no depender de la lluvia”, argumentó.

Agregó que hay países como España, Alemania e Israel, donde la cantidad de agua que se utiliza por persona es menos que en Guatemala; sin embargo, no tienen problemas de escasez y su economía se basa en el buen manejo del recurso.

“Son potencias que basan su economía en el buen manejo del agua, a pesar de tener mucho menos que nosotros. Usamos el diez o veinte por ciento de toda el agua que tenemos en el país, es lamentable que tengamos suficiente agua, pero también escasez”, expresó.

Oferta

Según el estudio del experto, en Guatemala hay una oferta de 97 mil 120 millones de metros cúbicos de agua, aunque solo se utilizan 9 mil 596 millones. Añadió que
la cantidad de montañas permiten el nacimiento de ríos y el país por su ubicación geográfica debería tener beneficios con el agua.

“Nacen muchos ríos, pero la mitad del agua se va a México, Belice, Honduras y El Salvador, incluso podríamos ser un país exportador de agua”, expuso.

El doctor recomienda captar el agua de lluvia por medio de las terrazas de las viviendas, pues asegura, son un buen mecanismo de captación.

También mencionó los mecanismos para transformar la niebla en agua, como ya se hace en algunos lugares de la provincia y en otros países.

María José Flores, directora ejecutiva Fundación para la Conservación del Agua en la región Metropolitana de Guatemala (Funcagua), expresó que quienes viven en la metrópoli tienen malos hábitos que generan más escasez, como ducharse por más de diez minutos y utilizar agua en exceso para lavar ropa.

Varios desagües desembocan en el lago de Atitlán, Sololá. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Durante la conferencia se contó con la participación de Gisela Kaiser, gerente de aguas de Cabo de Horno, Sudáfrica, primera ciudad del mundo en quedarse sin agua, por lo que compartió su experiencia sobre los problemas que deben afrontar los habitantes al tener racionamientos y dificultades para cubrir sus necesidades.

El problema que afrontan en esa ciudad fue anunciado varios años atrás, por lo que sus habitantes se vieron obligado a adoptar mecanismos de racionamiento.

Contenido relacionado:

>El agua caliente impide que en Amatitlán puedan  aprovecharla 


>Así aprovechan el agua de lluvia en Los Cuchumatanes

El agua se raciona en la capital para que llegue a todos 

0