Masacre en Tamaulipas: Identidad de sus familiares la conocieron a través de las noticias

La tragedia de 19 migrantes en Tamaulipas sigue revelando detalles que involucran a funcionarios, policías y narcotraficantes mexicanos. Entretanto, en Comitancillo, San Marcos, esperan información de las autoridades. Ya se reveló la identidad de dos guatemaltecos, pero aún no han notificado a las familias.

Ángela López, madre de Marvin Alberto Tomás López, de 22 años, futbolista del Juventud Comiteca, muestra la foto de su hijo. Foto Prensa Libre:  Cortesía Dayanna García.
Ángela López, madre de Marvin Alberto Tomás López, de 22 años, futbolista del Juventud Comiteca, muestra la foto de su hijo. Foto Prensa Libre: Cortesía Dayanna García.

Los familiares de Elfego Roliberto Miranda Díaz, de 24 años; y Marvin Alberto Tomás López, de 22; han recibido con tristeza la noticia de que ambos murieron en forma violenta cerca de la frontera con Estados Unidos, en la masacre de 19 personas a manos de un comando armado vinculado con narcotraficantes y policías municipales mexicanos. 

Hasta el miércoles tres de febrero no habían recibido ninguna notificación oficial del gobierno de Guatemala sobre la identidad de sus familiares; sin embargo, aseguran que se enteraron del caso por las noticias de medios mexicanos y guatemaltecos. “Por alertas en las redes sociales”, comentaron.

El jefe de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, México, Irving Barrios Mojica, confirmó en una conferencia de prensa que dos de los cuatro cadáveres que habían sido ya identificados mediante pruebas de ADN eran guatemaltecos y correspondían a Miranda Díaz y Tomás López.

Marvin, futbolista profesional, jugaba en la Tercera División del Futbol de Guatemala con el equipo Juventud Comiteca. Decidió irse en forma irregular a Estados Unidos porque en su pueblo no tenía oportunidades para mantener a su familia que la integra su mamá, Ángela López, y sus cuatro hermanos. 

Lidia Tomás López, una de las hermanas del deportista, aseguró que estaban consternados y, a pesar de que habían recibido la llamada de una de las personas que se lo habían llevado “al otro lado”, guardaban algo de esperanza de que siguiera con vida. 

Los familiares de Élfego Roliberto Miranda Díaz hicieron un altar en su casa. Exigen justicia y que repatrien sus restos lo antes posible. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL.

“Han sido días complicados porque mi hermano era quien se hacía cargo de nosotros”, expresó Lidia. 

Agregó que ahora esperan que se haga justicia “porque saben que hubo policías mexicanos involucrados en el caso”. Pidió que las autoridades guatemaltecas les apoyen para repatriar el cadáver de Marvin Alberto para darle sepultura.

Maricela López Temaj tiene 22 años. Es la esposa de Elfego Roliberto. Está embarazada y ya cría a otros tres hijos. Exige justicia. Asegura que su pareja, que era perito contador y daba clases en colegios privados antes de emprender el viaje, solo quería ir a Nueva York para darles una mejor vida a ellos y al resto de su familia. 

“Él era quien mantenía a la familia”, expresó. 

De acuerdo con López Temaj, su esposo decidió viajar por tercera ocasión a Estados Unidos, porque las dos anteriores no lo había logrado. 

“Quería llegar a Nueva York para sacarnos adelante a mí, a mis tres hijos y a este que espero”, cuenta mientras se lleva las manos al vientre. “Lo único que queremos es justicia. Las autoridades mexicanas saben quiénes fueron”, enfatizó.