Grupos armados siembran el terror en El Estor, donde tres soldados fueron ejecutados

La muerte de tres soldados en la comunidad Semuy 2 develó la realidad de El Estor, Izabal, donde, según autoridades, grupos armados generan zozobra en la población.

Autoridades aseguran que en El Estor impera la ingobernabilidad. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Autoridades aseguran que en El Estor impera la ingobernabilidad. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Autoridades ediles aseguran que en el área sur de El Estor hay “fuerte presencia” de grupos armados, quienes con frecuencia comenten ataques y asaltos en las carreteras de la región, sin que nadie pueda hacer nada para evitarlo.

Rony Méndez, alcalde de El Estor, asegura que el área sur del municipio fue afectada por el conflicto armado interno y que tienen información de que muchas personas no entregaron las armas durante la firma de la paz.

 

“En El Estor hay personas que hace uso de armamento ilegal”, dijo el jefe edil, quien agregó que luego de que se decretara el estado de Sitio por la muerte de los soldados se espera la llegada de un contingente de 250 elementos de las fuerzas combinadas.

También lea: Ingobernabilidad: el viejo lastre en El Estor y otras regiones del país

Añadió que en el municipio han ocurrido acontecimientos negativos en los últimos años, por lo que ahora que se decretó esa media, el Concejo decidió apoyarlo, aunque solicitaron que no se criminalice a líderes comunitarios que tienen nada que ver con ese suceso.

 

“Hemos vivido en zozobra, bajo un régimen violento de ciertos grupos que se han dedicado a perturbar la paz de la población, desde hace mucho tiempo por medio de acuerdos y memoriales hemos elevado solicitudes al Ejecutivo para retomar el estado de derecho, hemos sido una región asediada por la violencia por eso respaldamos el estado de Sitio”, añadió.

 

Zona de conflicto

La historia de la región del Polochic, que abarca municipios de Izabal y Alta Verapaz, ha estado marcada por conflictos agrarios, extracción de materiales y narcotráfico.


Una de las calles de El Estor, Izabal, donde, según las autoridades locales, operan grupos armados. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

La mayoría de las comunidades son habitadas por pobladores Q’eqchís, algunas víctimas del enfrentamiento armado, principalmente en la década de 1980.

 

El Valle del Polichic, como se conoce a esa región, se encuentra a 460 kilómetros de la capital y comprende los municipios de Tamahú, Tucurú, La Tinta, Panzós y Senahú, en Alta Verapaz, y El Estor, en Izabal, donde viven unas 220 mil personas.

También lea: Estado de Sitio: Ministerio de Gobernación busca apoyo de EE. UU. en estrategias

Las tierras de la ribera del río Polochic son consideradas muy fértiles, que junto con su bajo costo llaman la atención de empresas de monocultivo. En el mismo territorio también convergen intereses mineros, madereros, huleros, ganaderos, conservacionistas e hidroeléctricos.

 

Ante el estado de Sitio, algunos pobladores creen que se puede recuperar la gobernabilidad, pues es una región donde por años ha reinado la anarquía que se manifiesta con bloqueos, invasiones y desalojos.

 

“Muchas familias se desplazan porque no encuentran acceso al agua ni terrenos para el cultivo, y la única vía que encuentran para ser escuchados es bloquear la carretera”, dijo Ramiro Cucul, líder comunitario.

Contenido relacionado:

Sectores piden gobernabilidad en Izabal, luego de que se decretó estado de Sitio

> Tres muertos en emboscada de narcos a patrulla del Ejército en El Estor

0