Los otros detalles sobre el robo en miniagencia bancaria que desató disturbios en Lívingston y quema de sede policial

Pobladores queman sede policial en Lívingston para exigir les entreguen a supuestos asaltantes y vapulean a uno.

Publicado el
QUEMAN SEDE PNC EN LÍVINGSTON
Turba quemó sede de la Disetur en Lívingston para exigir les entregaran a dos presuntos delincuentes. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Luego de los disturbios y la quema de la subestación de la División de Seguridad Turística (Disetur) de la Policía Nacional Civil (PNC), en Lívingston, Izabal, los pobladores se organizaron para buscar a los presuntos delincuentes que durante el incidente huyeron de las fuerzas de seguridad.

La situación en el referido municipio es tensa desde la noche del lunes 6 de junio cuando se reportó que una turba exigía que les fueran entregadas dos personas sospechosas de haber asaltado una miniagencia bancaria.

Al percatarse que su petición no fue escuchada, procedieron a incendiar la sede policial y se registraron disturbios.

La turba continúo con las acciones y entre matorrales localizaron a uno de los supuestos asaltantes, lo amarraron y lo vapulearon hasta que reveló quiénes son sus cómplices.

Uno de ellos se trata de una mujer que también se entregó luego de la búsqueda.

Mesa de diálogo

Autoridades informaron que este martes 7 de junio establecieron una mesa de diálogo con los pobladores, para conocer los distintas versiones de la situación.

El gobernador de Izabal, Héctor Alarcón, indicó que buscan garantizar la seguridad en la población de Livingston, la cual en su mayoría es pacífica y que por medio del diálogo se tomarán acciones.

El ministro de Gobernación, Napoleón Barrientos, en declaraciones a la prensa indicó que en diferentes comunidades hay problemáticas sociales de diferente naturaleza.

Añadió que sucedió un asalto a una caja bancaria y que un menor y un adulto ya están detenidos, por estar involucrados en el atraco.

Dijo que la población quería hacer justicia con su propia mano y la policía no lo permitió.

Indicó que hacen el recuento de los daños y la investigación del caso para tener certeza de lo que sucedió y hacer las denuncias correspondientes si se tienen datos de quiénes hicieron la quema de la sede policial.

Qué dijo el capturado

En un video compartido se ve cuando la turba cuestiona al presunto delincuente recapturado y le pregunta dónde está su cómplice y este responde: “Mi compañero se fue a esconder por allá”.

Afirmó que la policía los dejó libres “porque ellos tienen que respetar los derechos humanos”.

“Jamás en la vida voy a regresar a aquí, se los prometo”, expresó el capturado mientras la turba le exigía información.

El robo

En el transcurso del lunes 6, policías de Disetur que efectuaban recorridos de prevención en un sector de la playa Pueblo Nuevo, Lívingston, detuvieron a Carlos Orlando Gellis Regalado, de 26 años, quien se hacía acompañar de un adolescente de 17 años.

A ambos se les decomisó un revólver y Q20 mil 15, dinero que momentos antes había sido hurtado de una miniagencia bancaria, ubicada a pocos metros del lugar de donde fueron las aprehensiones.

En otro sector fue localizada una motocicleta sin placa de circulación y la cual utilizaban para cometer sus fechorías, añadió la PNC.

Vea también: Video: el momento en que motoladrones asaltan a una mujer en la zona 7 capitalina mientras vecinos eran entrevistados

Agregó que estos sujetos dejaron abandonada la motocicleta para internarse en la maleza y tratar engañar a las autoridades, pero fueron capturados.