Vicepresidente Castillo y alcaldes de Izabal se reúnen para tratar tema de apoyo y reconstrucción por Eta e Iota

Varias comunidades de Izabal quedaron devastadas por las recientes lluvias, por lo que pobladores necesitan apoyo.

Pobladores de Morales, Izabal, afectados por las inundaciones que dejaron las tormentas Iota y Eta. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Pobladores de Morales, Izabal, afectados por las inundaciones que dejaron las tormentas Iota y Eta. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El vicepresidente de la República, Guillermo Castillo, se reúne este viernes 27 de noviembre con los alcaldes de Izabal, para tratar el tema de apoyo y la reconstrucción, luego de los daños por las tormentas Eta e Iota.

Izabal ha sido de uno de los departamentos más golpeados por ambas tormentas y las secuelas aún la viven pobladores que en muchos casos tiene que comenzar de nuevo, pues perdieron sus pertenencias, animales y cosechas.

En su intervención en la reunión, el vicemandatario dijo que esta visita es para mostrar el apoyo del gobierno para la atención de las comunidades en esta emergencia.

Añadió que los situados constitucionales son importantes, porque ahora las comunas requieren de la asistencia económica para atender a la población.

Indicó que hubo alertas y las personas se quedaron resguardando lo poco que tenían, pues no habían pasado algo así, pero perdieron todo.

Lamentó que en medio de la pandemia del covid-19 las referidas tormentas afectaran a Guatemala.

Resaltó que aparte fue la asistencia inmediata, pero ahora viene la reconstrucción y esto genera compromiso.

Lea también: “Necesitamos apoyo con víveres”, dice alcalde de Sayaxché donde hay 7 mil albergados por las inundaciones

“Damos seguimiento a la atención de damnificados y requerimientos del proceso de reconstrucción. Comunidades afectadas siguen en situación complicada y como Gobierno debemos dar los apoyos necesarios”, escribió en su cuenta de Twitter el funcionario.

Entre los daños, en Morales, Izabal, se contabilizan ocho puentes colapsados y en la aldea Tenedores el pavimento de las calles quedó destruido por el agua.

Playa Dorada y Mariscos son dos sitios turísticos de referencia en Los Amates, Izabal, pero las tormentas tropicales Eta e Iota transformaron esos paradisíacos lugares en simples lagunas de agua turbia a causa de las inundaciones que anegan a los pueblos.

Aunque las condiciones climáticas han mejorado en gran parte del país, vecinos de comunidades de Lívingston, Izabal, aún viven un drama a causas de las inundaciones. 

Para leer más: “Jamás habíamos visto algo así”: los angustiosos testimonios de afectados por Iota en Izabal que han visto cómo sus sueños quedan bajo el agua