Declaran lesivo contrato de alumbrado público en Monjas

La Municipalidad de Monjas, Jalapa, publicó este lunes en el Diario de Centro América un acuerdo en el que el Concejo declara lesivo un contrato de arrendamiento con opción a compra de lámparas de alumbrado público tipo inducción led, autorizado el 11 de noviembre del 2013.

Publicado el
Una de las lámparas adquiridas por la Comuna de Monjas, Jalapa. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Una de las lámparas adquiridas por la Comuna de Monjas, Jalapa. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

El acuerdo detalla que las lámparas han tenido desperfectos y que su tiempo de vida útil ha sido deficiente, por lo que el Concejo solicitó un informe técnico en el que se determinó que los materiales de las luminarias son de mala calidad, y que la empresa beneficiada con el contrato incumplió con varios ofrecimientos.

El monto de los pagos efectuados a la empresa CS Corp, S.A., que vendió las lámparas, es de Q 1 millón 642 mil 822.50, con el cual la comuna buscaba un proyecto autosostenible que se cancelaría con el ahorro generado en el consumo de energía eléctrica del alumbrado público, que a su vez se vería reflejado en el incremento del remanente que la empresa Energuate le devuelve a la Municipalidad de Monjas.

Por ello, el Concejo ordena que se inicien las acciones legales pertinentes y que el Tribunal de lo Contencioso Administrativo revoque el contrato, así como su ampliación y modificación.
 

Antecedente:

Una denuncia en contra del alcalde de Monjas, Jalapa, Juan Orellana, y de los miembros de su Concejo presentó la Contraloría General de Cuentas (CGC) en el Ministerio Público (MP), el  12 de mayo último, tras haber hallado en una auditoría  una malversación de fondos públicos, por lo que  emitió un reparo por la suma de Q5 millones 516 mil 250.

La resolución de la CGC  confirma que la comuna de ese municipio autorizó  un contrato de arrendamiento con opción a compra de lámparas  led para alumbrado público,   con la entidad CS Corp., S.A., el cual que tiene un plazo de 60 meses, por un  monto que   asciende a  Q6 millones 425 mil 177.40.

La resolución confirma que  aunque autoridades habían asegurado que el monto del referido arrendamiento se pagaría con los fondos recaudados por el servicio de alumbrado público, la comuna nunca pudo reunir las cantidades establecidas para el pago mensual del servicio, por lo cual se  utilizaron  Q5 millones 516 mil 250   provenientes del situado constitucional, situación que la ley no permite, por lo que representa la comisión del delito de malversación de fondos. Dicho dinero debe  ser reintegrado a la cuenta prestante.