Tres perecen en ataque a bus

Tres personas murieron ayer cuando un bus de la empresa Nievecita fue atacado a balazos en la calzada Justo Rufino Barrios, en la cabecera de Jalapa, en la salida hacia Monjas, informó la Policía Nacional Civil.

Investigadores reúnen  evidencias en el lugar donde quedó el cadáver del ayudante Byron Valdemar, en la calzada Justo Rufino Barrios,  Jalapa.
Investigadores reúnen evidencias en el lugar donde quedó el cadáver del ayudante Byron Valdemar, en la calzada Justo Rufino Barrios, Jalapa.

Las víctimas son el piloto William Retana, de 50 años; el ayudante Byron Valdemar López Rodríguez, 27; y la pasajera Mérida López Aguirre, 50, quien al ver lo que sucedía se lanzó del bus, y este la atropelló.

El ayudante y la pasajera murieron en el lugar del ataque, mientras que Retana pereció poco después de haber sido ingresado en el Hospital Nacional de Jalapa.

El cadáver de la mujer fue reconocido por su prima Cecilia Aguirre, quien es auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos, quien repudió el crimen.

Testigos indicaron que en una parada había dos individuos, que al percatarse que el piloto disminuyó la velocidad para detenerse, dispararon contra el colectivo, luego huyeron en una motocicleta negra.

El jefe de la Comisaría 22, Otoniel Sandoval, indicó que espera que los testigos aporten detalles, y que se presume que el ataque se deba a un caso de extorsión.

Otros crímenes

Aparte, Carlos Armando Villanueva Santos, 31, murió después de que un adolescente que vestía uniforme de un centro educativo le disparó cuando viajaba en un bus en El Ahumado, Chiquimulilla, Santa Rosa.

Al ver lo ocurrido, el piloto de la unidad continuó la marcha a fin de llevar al hombre a un centro asistencial, pero este murió cuando el colectivo pasaba por Pasaco, Jutiapa.

En otro hecho, los primos Eny Rocael Cruz Jiménez, 26, y Rubilio Flores Ramírez, 25, fueron ultimados en Piragua, San Agustín Acasaguastlán, El Progreso.

En el ataque resultó herido el hermano de Flores Ramírez, identificado como Benedicto, 23, quien identificó a dos de los sicarios y dio los nombres a las autoridades.

Los tres hombres viajaban en una motocicleta cuando fueron atacados por sujetos que se desplazaban en un picop.

Aparte, el cadáver de un hombre fue encontrado en Colomba, Quetzaltenango.

La víctima, de unos 35 años, tenía heridas de arma cortante en el cuerpo, y vestía playera morada y pantalón de lona azul.