Reportan 25 casos de desnutrición cada día

Paulo Polanco Álvarez, de 82 años, en la aldea El Chupadero, Nueva Santa Rosa, Santa Rosa, tiene 16 hijos y ocho viven con él. Entre lágrimas cuenta la difícil tarea de mantener a su familia, debido a la escasa cosecha de maíz y frijol en los últimos años, a causa de la sequía.

La pobreza y el abandono del Gobierno hacen vulnerables a las familias. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
La pobreza y el abandono del Gobierno hacen vulnerables a las familias. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

La edad, el abandono y la falta de trabajo lo condenan a vivir en la extrema pobreza, y con alta posibilidad de que él o alguien de su familia sufra desnutrición aguda o crónica.

Según datos del Sistema de Información Gerencial de Salud (Sigsa), del Ministerio de Salud Pública, en los primeros dos meses del año fueron atendidos por desnutrición mil 447 menores de 5 años, que significa 25 casos por día. En el segundo bimestre se cree que el número será mayor, porque la escasez de alimentos se agudiza.

A pesar de que esa entidad solo reporta una víctima mortal en el primer bimestre del año, se sabe que cinco niños fallecieron a causa de desnutrición, entre ellos un pequeño de 1 año y 4 meses que el 28 de febrero, en la Pediatría del hospital nacional de Jalapa, y otros tres en Alta Verapaz.

Un informe del Sigsa al que tuvo acceso Prensa Libre destaca que en los ocho departamentos que conforman el Corredor Seco se conocieron 521 casos de enero a febrero; sin embargo, los más altos índices se registraron en los departamentos de Guatemala (194), San Marcos (128), Suchitepéquez (123), Santa Rosa (116) y Quiché (109).

En el 2015, el mismo ente reportó que atendió a 14 mil 659 enfermos por desnutrición —40 por día— y se cuantificaron 92 víctimas mortales, de las cuales, solo en Alta Verapaz murieron 16 menores y en San Marcos, 12.

Escaso apoyo

La pobreza y el abandono de parte del Gobierno hace vulnerables a familias en lugares como Jocotán, Chiquimula, donde se reporta hambruna cada año.

Luis Antonio Valverde, del puesto de Salud de ese municipio, informó que 47 niños han sido atendidos por desnutrición, y que el número podría incrementarse si a las familias no se les abastece de alimentos.

Alexis Quevedo, alcalde de Santa María Ixhuatán, Santa Rosa, informó que en ese municipio tiene “un gran problema de hambruna, pues el 50 por ciento de los habitantes la padece”.

Agregó que, el año pasado, dos mil 823 familias fueron beneficiadas con ayuda del Gobierno y este año se calcula que el requerimiento es para unas tres mil 500 familias.

“La sequía tiene un impacto directo con la salud. Sin agua no hay cosecha, y como efecto se da la desnutrición de niños y de familias enteras”, resaltó Ángel Peña, jefe de Saneamiento Ambiental en Santa Rosa.

Alicia Martínez, nutricionista del Área de Salud de Jutiapa, informó que en los últimos cuatro años se registró un promedio de 500 casos de desnutrición severa en niños, especialmente en Comapa, Conguaco, El Adelanto, Yupiltepeque y la cabecera.

“Los lugares más afectadas son los municipios que forman parte del Corredor Seco. Aunque últimamente se reporta desnutrición en 15 de los 17 municipios de Jutiapa”, informó Martínez.

A la fecha se cuantifican 116 casos de niños con desnutrición en Santa Rosa, muchos por reincidencia, por el descuido de las madres”, agregó.

Los departamentos con menos casos son Totonicapán, que reporta 13 en el primer bimestre del año; Sololá y Baja Verapaz, ambos con 16 cada uno, y El Progreso, 24.

Escasa ayuda

La Dirección de Asistencia Alimentaria y Nutricional del Maga tiene previsto  repartir 96 mil 774 raciones este año, para el mismo número de familias afectadas por la sequía, con el plan Asistencia Alimentaria.

Hasta el 13 de abril último, la entidad entregó tres mil 175, que representa el 3.2 por ciento.
El programa alimento por acciones, para personas que desempeñan labores a cambio de alimentos, ha entregado 11 mil 532 raciones, y la meta es  56 mil 95.

La ración en el plan de asistencia alimentaria consiste en 40 libras de harina de maíz, 20 de frijol y 20 de arroz; 16.6 de harina para atol y tres botellas de aceite. El programa alimentos por acción abastece con 50 libras de arroz, 30 de frijol,  30 harina de maíz y 16.6 de harina para atol.