Ultiman a piloto de mototaxi en Monjas

La Policía Nacional Civil (PNC) informó que el sábado último, en Monjas, Jalapa, el piloto de un mototaxi murió baleado por un sujeto que huyó con rumbo desconocido.

Vecinos de Monjas, Jalapa, observan el trabajo de las fuerzas de seguridad en el lugar donde murió un piloto de mototaxi. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Vecinos de Monjas, Jalapa, observan el trabajo de las fuerzas de seguridad en el lugar donde murió un piloto de mototaxi. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

La víctima fue identificada como Enrique Esquivel Nájera, de 30 años, quien conducía un mototaxi en el barrio La Libertad, a donde llegó con su cónyuge a una panadería.

El informe policial relata que el atacante esperó a que Esquivel se quedara solo, y cuando la mujer bajó del vehículo le disparó en la cabeza.

Agentes de la PNC indicaron que el móvil del hecho no fue el robo, pues las pertenencias de Esquivel se encontraban en el lugar, por lo que investigan si el crimen fue en venganza de algún problema personal.

Añadieron que buscaron evidencias en el lugar del hecho, pero que no encontraron casquillos de bala, por lo que posiblemente el atacante usó un revólver.

Violencia en Monjas

El 18 del mes en curso, dos menores de 14 y 12 años presenciaron cuando su padre mató a balazos a su madre, Ana Marisol Martínez, 35, en el barrio La Ceibita, Monjas, Jalapa.

El presunto victimario es Mynor Benjamín Lorenzo Marroquín, 35, quien por causas que se desconocen discutió con su conviviente y luego le disparó, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Familiares de Lorenzo informaron que los hijos de la pareja no dan crédito a lo sucedido. Dijeron que al escuchar las detonaciones llegaron al inmueble y le quitaron el arma de fuego a su pariente, quien le disparó a la mujer en las piernas y el abdomen.

Carmen Grijalva, de los Bomberos Municipales Departamentales, informó que la víctima  murió en el lugar del ataque a causa de la gravedad de las heridas.

Lorenzo Marroquín fue capturado por agentes de la PNC que pasaban cerca del lugar del ataque y fue puesto a disposición del juzgado correspondiente.

Vecinos de Monjas se mostraron sorprendidos y consternados por el crimen y exigieron que las autoridades investiguen.