Cómo empezó el incendio forestal que amenaza al Parque Nacional Mirador Río Azul, donde nunca se había reportado un siniestro

Conservacionistas y guardarrecursos esperan apagar un incendio forestal en Petén en tres días, aunque eso depende de muchas cosas.

El incendio avanza hacia la zona núcleo del Parque Nacional Mirador Río Azul y Biotopo Dos Lagunas, en Petén. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundaeco)
El incendio avanza hacia la zona núcleo del Parque Nacional Mirador Río Azul y Biotopo Dos Lagunas, en Petén. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundaeco)

Grandes extensiones de bosque del Parque Nacional Mirador Río Azul y Biotopo Dos Lagunas, en Petén, están en riesgo ante el avance de un incendio forestal que se activó entre la tarde y noche del lunes, informaron conservacionistas este martes 5 de mayo.

De acuerdo con guardarrecursos de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (Fundaeco), el siniestro fue causado por una quema agrícola del lado mexicano, donde la falta de control por parte de los agricultores se convirtió en un problema de grandes dimensiones para las selvas guatemaltecas.

 

Francisco Asturias, director de la Fundaeco en Petén, dijo que se determinó que una quema agrícola en la zona fronteriza con México fue la causa de siniestro, el cual avanza con rapidez hacia la zona núcleo del parque, lo que califica de alarmante, pues a su paso destruye ecosistemas que “nunca” habían sido afectados por el fuego.

Guardarrecursos con entrenamiento de bomberos forestales trabajan en el control del incendio en el Parque Nacional Mirador Río Azul y Biotopo Dos Lagunas, en Petén. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundaeco)

“Nos informaron que había un fuego agrícola de un campesino del ejido Arroyo Negro -México- que se les pasó -a Guatemala- y no lo pudieron controlar”, dijo el conservacionista.

 

Agregó que unos 75 guardarrecursos y bomberos forestales llegarán esta noche hasta al foco del incendio, luego de haber recorrido zonas selváticas durante 10 horas, para empezar con las operaciones de control.

Además, dijo que la Fundaeco contrató un avión cisterna, el cual lanza agua con retardante, un líquido que evita la evaporación por calor y con el cual esperan reducir el impacto del fuego.

 

Las proyecciones son que el siniestro sea apagado en tres o cuatro días, aunque eso dependerá de las condiciones climáticas, pues aparte de todo, las temperaturas son elevadas, al extremo que durante el día el termómetro marcas hasta 41 grados centígrados.

El incendio en el Parque Nacional Mirador Río Azul y Biotopo Dos Lagunas, en Petén, destruye todo lo que encuentra a su paso. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundaeco)

“El costo económico del descuido de un campesino es altísimo, pero es un puntito comparado con el daño a la vida del planeta tierra, a la biodiversidad, a los animales, a las plantas, a la contribución con el calentamiento global. Los humanos debemos de empezar a tomar decisiones y actitudes, porque las quemas agrícolas y los potreros son los principales causantes de los incendios en el área”, dijo Asturias.

 

De acuerdo con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), en todo el país hay nueve incendios activos, de los cuales seis ocurren en Petén, uno en Baja Verapaz, unos Jalapa y uno Santa Rosa.

 

De diciembre del 2019 a le fecha, se han combatido mil 207 incendios -857 forestales y 350 no forestales- los cuales dañaron dos mil 903 hectáreas de bosque.