¿Por qué el tablero de alertas covid no ayuda a tomar decisiones en tiempo real?

Guatemala carece de herramientas para detectar en tiempo real la interacción del covid-19 en la población a pesar del avance de la vacunación y la reducción de los municipios en alerta roja en la reciente actualización, y a las puertas de una nueva ola de contagios.

Publicado el
A pesar de que se avanza en la vacunación en Guatemala expertos dicen que no hay inteligencia epidemiológica para detectar en tiempo real la interacción del virus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
A pesar de que se avanza en la vacunación en Guatemala expertos dicen que no hay inteligencia epidemiológica para detectar en tiempo real la interacción del virus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Para los especialistas y epidemiólogos consultados por Prensa Libre en la reciente actualización del semáforo epidemiológico, que mostró 103 municipios en rojo, 135 anaranjado y 102 en amarillo, tiene una lectura particular: no se está empleando inteligencia epidemiológica para tomar decisiones más asertivas que permitan prevenir posibles fallecimientos por el virus.

 Situación débil

Alicia Chang Cojulún, vicepresidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (Agei), considera que el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud debe ser fortalecido, pues no cuenta con mucha inversión y el personal carece de entrenamiento. Añade que   la inteligencia epidemiológica ha funcionado bastante bien en otros países, y que incluso Estados Unidos se percató de que se necesitaba un sistema de vigilancia epidemiológica más fuerte para mantener el control sobre los virus respiratorios, en especial el covid-19.

“El asunto, al final, es falta de recursos, humano y material. En este tipo de vigilancia epidemiológica es sofisticado hacer los análisis de datos, que son complejos, pero que si se saben manejar brindan información diaria, sin retraso, de lo que va sucediendo en el país”, apunta.

La especialista cita como ejemplo que se requieren bases de datos a nivel nacional y reportar el detalle de contagios al Departamento de Epidemiologia, pero no se tiene   personal ni la información.

Chang Cojulún explica que en condiciones ideales cada hospital público debería contar con un departamento de epidemiología con la información para monitorear el covid como los ingresos, evolución, decesos, que en la actualidad no se reportan o están atrasados, así como |egresos y el   seguimiento posterior.

 Sin municipios verdes

Zulma Calderón, defensora de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), remarca que la actualización del tablero de alertas covid no ha tenido municipios en verde, lo que causa inquietud porque podría ser por la falta de medidas de prevención y de contención que se han reclamado todo el año, pese a que se cuenta con una ley específica para atender la emergencia sanitaria.

Lea también: La recaudación tributaria aumentará Q2 mil millones en 2022, pero no aumentará la inversión

Asimismo, considera que los procesos se continúan haciendo “débilmente” y de forma “muy errática”, y las personas comentan sobre el cambio de colores de las alertas, pero lo cierto es que no hay ningún municipio en verde, por lo que algo se está haciendo mal.

 

Calderón indica que los municipios en alerta roja y anaranjada siguen en riesgo, por el tardío proceso de vacunación.

Resalta que de febrero a la fecha la población vacunada con esquema completo es del 30 por ciento, a expensas del departamento de Guatemala, lo que “da pena”, porque debería analizarse en un contexto integral de la cartera.

Incipiente inmunidad

Víctor Manuel García Lemus, presidente de la Red Universitaria de las Américas y el Caribe para la Reducción del Riesgo de Desastres (Redulac), dice que la actualización del semáforo epidemiológico del fin de semana último refleja que la cobertura de vacunación ha aumentado. Casi el 40 por ciento de población recibió la pauta completa y el 25 por ciento, una dosis, lo que significa que el virus esta interactuando con el 75 por ciento de la población, agrega.

Estima que los contagios con las variantes delta, gamma y las nuevas causarán contagios asintomáticos, más que con la primera cepa. Algunas personas que tuvieron covid sin síntomas tendrán defensas en unos cuatro meses, por lo que si no se logra una buena vacunación habrá una cuarta ola de contagios.

“Con el semáforo actual estamos teniendo una lectura de positivos identificados, no de personas que tuvieron la enfermedad. Esto se podría conocer con una prueba de anticuerpos en sangre. Estamos entrando a una incipiente inmunidad”, expone García Lemus.

Le puede interesar: Creatividad de artistas guatemaltecos sigue vigente en medio de pandemia

El especialista reitera que si las personas no se vacunan contra el covid pueden ser más susceptibles. Hay “bolsones” de personas sin vacunar, entre quienes interactúa el virus, y aún se desconoce qué variantes puedan surgir, sobre todo de África o Haití, donde no hay información epidemiológica de calidad, advierte.

“En otros países ya se tiene mapeado en tiempo real por dónde va la enfermedad, pero aquí no contamos con esa información ni hay capacidad de suministrar inteligencia epidemiológica o biológica”, concluyó.