“Una Noche de Ensueños”, el nacimiento diseñado por familia quetzalteca que refleja la armonía de un pueblo

Desde hace 22 años, Francisco Enrique Ralda y su familia diseña nacimientos a gran escala con diferentes temáticas con el objetivo de recordar el nacimiento del Niño Jesús.

El nacimiento cuenta con unas 1 mil 800 figuras que muestran la armonía que se refleja en las historias. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez
El nacimiento cuenta con unas 1 mil 800 figuras que muestran la armonía que se refleja en las historias. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez

Una tradición de familia que también se ha convertido en una evento esperado para los habitantes de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, que como cada año esperan ver el nuevo diseño del nacimiento construido por la familia Ralda Castillo, quienes enfatizan el nacimiento de Jesucristo.

Como una obra de arte catalogan muchos la elaboración de este nacimiento que para este año tuvo la temática de “Una Noche de Ensueños” con una ciudad totalmente sumergida de nieve donde se respira la armonía y felicidad de sus habitantes.

El nacimiento mide 36 metros cuadrados y las piezas se comienzan a elaborar desde mayo o junio. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Francisco Ralda, comentó que la elaboración de nacimientos se comienza a planificar desde la Nochebuena, con el tradicional tamal a medianoche. En mayo se comienzan a fabricar las distintas figuras que llevará la temática seleccionada.

Te puede interesar: Así fue la noche de Los Tigres del Norte en Xela quienes deleitaron a su público con su mejores éxitos

“Empiezo a trabajar en mayo y junio con la preparación de las casas y figuras principales, ya para montarlo directamente se llevó un mes y 25 días. La idea principal es el nacimiento del Niño Jesús, nosotros hacemos esto en conmemoración de su nacimiento, y segundo lugar es una tradición de familia nosotros seguimos con lo que nos enseñaron nuestros abuelos”, explicó don Francisco.

Los creadores diseñaron efectos para que se viera el pueblo entre nieve y neblina. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

El espacio que utilizan es de 36 metros cuadrados y cuenta entre 1 mil 500 a 1 mil 800 figuras. La inversión que se ha tenido este año informaron que es aproximadamente de Q5 mil, sin embargo los dueños explicaron que debido la utilización de piezas de otros años, en el 2017 le hicieron una valoración de unos Q70 mil toda la obra.

Varias historias se cuentan dentro del proyecto. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

“Dependiente el tema así son los gastos que se hacen, el tema de este año lo dejó diseñado mi esposa quien falleció hace un año, ella quería que se hiciera de esta forma, que fuera blanco y nevado totalmente y se dispuso colocarle el nombre de Una Noche de Ensueños, que resalta un pueblo que vive en armonía y que está a la espera del nacimiento de Jesús”, explicó.

Las casas en su mayoría son diseñadas por los integrantes de la familia Ralda Castillo. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

 

Elaboración en familia

 

A don Francisco lo apoyan sus dos hijas, sus dos nietos y su yerno. Zelmy Ralda, es la hija mayor y quien apoya con los diseños de las casas y los vestuarios. Comentó que desde pequeña su padre le ha enseñado sobre la electricidad y ahora le ayuda en el montaje del sistema eléctrico del nacimiento.

Te recomendamos leer: Cuál es la diferencia entre un tamal y un pache

“Desde que nosotros éramos pequeñas nos han inculcado esas tradiciones de los nacimientos, muchos detalles los hacemos en casa y otros se compran. Diseños las casas, comienza la fase de dibujar y ensamblar los materiales, donde colaboramos todos”, explicó Zelmy.

Francisco Ralda lleva 22 años de diseñar nacimientos gigantes. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

“Esto nos ha ayudado a unirnos más en familia, para poder trabajar en equipo, a querernos más porque de eso se trata la navidad, de compartir con los demás y con familia. Admiro a mis papás porque siempre fueron entusiastas y a mantener vivas las tradiciones”, señaló.

La familia explicó que cada año existe la expectativa de la población en conocer el diseño porque no ha existido año que se repita la forma de presentar el nacimiento.

“A las personas que quieran venir son bienvenida a este hogar, espero que compartan con nosotros y que se lleven ese mensaje positivo de compartir y recordar el nacimiento de Jesús”, añadió.

El nacimiento se ubica en la casa de la familia Ralda Castillo en la 2da. Avenida 3-22 de la zona 2 de San Juan Ostuncalco. No existe un horario específico de visita pero los anfitriones explicaron que siempre atienden a los visitantes donde el ingreso no tiene ningún costo.

La familia Ralda espera que la población visite su hogar y puedan compartir lo que para ellos representa la Navidad. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

“En esta temporada las personas pueden visitarnos, únicamente que toquen la puerta y siempre hay alguien para atenderlos. Los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero sí estará abierto para que puedan asistir con toda la familia”, añadió don Francisco.

Se espera que al menos unos 5 mil visitantes acudan durante toda la temporada a ver el nacimiento que será retirado hasta el 11 de febrero del 2020 después de las festividades de la virgen de Candelaria.

Contenido relacionado

Visita del Niño Jesús a los hogares quetzaltecos tiene 200 años

Cómo enfrentar un duelo en Navidad o ayudar a alguien que pasa por esta experiencia

Desfile Navideño llena de música y alegría las principales calles de Quetzaltenango

1

Erjo ReCid Hace 3 meses

muy bonito.. Es una villa navideña, es una tradición de Estados Unidos,
solo le colocaron las imágenes de la sagrada familia, un nacimiento como tal no combina con villa navideña son temáticas distintas.