Azotado por haber golpeado a su cónyuge deberá hablar con sus suegros si quiere regresar con ella

Un hombre fue azotado por las autoridades indígenas de Chinique, Quiché, porque su conviviente lo acusó de haberla golpeado por no cuidar unas aves de corral que él había comprado, por lo que ahora deberá dialogar con los padres de la agredida, una menor de 17 años, sí quiere recuperar su vida de pareja.

Julián Poró Castro fue azotado por autoridades indígenas.(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Julián Poró Castro fue azotado por autoridades indígenas.(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Casimiro Pixcar, secretario de la Alcaldía Indígena de Chinique, informó que el señalado fue identificado como Pedro Julián Poró Castro, originario de Sibacá Segundo, Chinique, Quiché, quien fue llevado al parque central de este municipio donde fue azotado 13 veces por tres integrantes de dicha alcaldía como castigo por la acusación de su conviviente, quien manifestó que sufría maltratos.

Según Pixcar, la pareja se unió en noviembre del 2018 sin casarse. Poró Castro ya había tenido una relación anterior y desde febrero de este año la familia de la ofendida lo había denunciado.

La adolescente señaló que Poró Castro la golpeó por no haber cuidado unas aves de corral, aunque no era la primera vez, ya que la humillaba constantemente, “le lanzaba comida en el rostro y la insultaba”.

Lea también: PDH denuncia en Juzgado de Paz maltrato contra mujer que se hizo viral en un video

La historia

La joven se fue a trabajar a una tortillería a la capital y fue así como conoció a Poró Castro, quien ya tenía una relación con otra mujer a la cual dejó y decidió vivir con la menor, aunque los padres de ella se manifestaron molestos.

“Cuando la pareja se unió les advertimos, como autoridades indígenas, de que debía existir el respeto necesario entre ellos, de lo contrario podrían haber correcciones como la que se le aplicó al hombre al propasarse con la fuerza física y la presión económica”, indicó Pixcar.

Poró Castro aceptó las acusaciones y dijo que le había “pegado” a su conviviente con una vara de membrillo para “corregirla, porque era muy haragana”, agregó que él compró varias aves de corral y su conviviente no las cuidó y varias se perdieron.

“Yo trabajo duro y ella no cumple con su función de esposa”, dijo Poró Castro, quien aseveró que estaba arrepentido y aceptaba que lo azotaran.

Poró Castro recibió 13 azotes por dar malos tratos a su conviviente, una menor de 17 años. (Prensa Libre: Héctor Cordero)

Deberá dialogar

Emilio Xen, alcalde indígena de Chinique y quien azotó tres veces al acusado, dijo que Poró Castro no se puede acercar a la menor con quien vivía.

“Podrá comunicarse con ella vía telefónica si ella acepta, si en caso él quisiera regresar con la ofendida tendrá que reunirse con los padres y después de cubrir varios requisitos ellos serían los responsables de ese regreso”, explicó.

“Nosotros como autoridades indígenas siempre estaremos pendientes de lo que pudiera pasar si así lo decidieran”, refirió Xen.

“Vemos todo tipo de problemas en las comunidades desde violencia contra la mujer hasta problemas con límites de tierras y otros que afectan la convivencia de los vecinos, lo que tratamos es que se resuelvan rápidamente para que estos no sigan creciendo y los pobladores puedan vivir en paz”, explicó.

Contenido relacionado:

Tribunal condena a tres personas por el asesinato de abuela y nieta

“Una mujer decente no debe vestirse provocativamente”: el estudio que revela cómo muchas adolescentes de América Latina justifican la violencia de género

Arrestan a tres hombres acusados de asesinar a mujer embarazada

 

7

Byron Abadia Hace 5 meses

Menor de edad. Lo acusó de haberla golpeado. ¿Cúal será el siguiente paso de este señor que anda con una menor de edad? ¿Asesinarla?
Guatemala vive en el pasado, con practicas arcaicas.
En cualquier país serio eso tendría que haber sido una denuncia y orden de alejamiento.
Pero no, latigazos y que hable con los padres.
Inaudito.

El Whatsapp Hace 6 meses

Asi tiene que ser, se paso de listo con la patoja ahora que aguante su buena penquiada, lastima que no estaba por ahi sino me apunto a darle barniz. Que importa que sea o no cosmovision, lo importante es el cosmogarrote solo asi entienden

Nery Miron Hace 6 meses

La aplicación del Derecho Consuetudinario ya no debería de existir en los pueblos pues nadie tiene el derecho de aplicar castigo solamente las autoridadas pues así lo establece nuestra carta magna.!!

Mario Acevedo Hace 6 meses

El latigo lo usaban los Españoles para azotar, no se de donde se sacaron lo de la cosmovision maya de que ellos usaban latigo, esto es pura paja de abusadores de derechos humanos, segun se esto es prohibido por la Convesion de DDHH de America el daño fisico.

Sucy García Hace 6 meses

Hay que ser realistas los jovenes ahora no son como antes, hay que estarlos presionando para que hagan las cosas, pero también su conviviente al haberse unido con alguien tan joven y si su familia tampoco le enseñó a ser responsable y asumir las consecuencias de sus actos pues tampoco podía esperar más.

    El Whatsapp Hace 6 meses

    No es cosmovision es el cosmogarrote, y esta bien, mas barniz hay que darle

    Hans White Hace 6 meses

    Para vos acevedo si fuera tu familiar la agredida cambiarías de opinión, y eso que los españoles son los que usaban látigo cualquier cultura los usaba y aun los usa sea este un látigo o un palo, la gente como vos cree que las culturas precolombinas eran socialmente desorganizadas, tenían su propio sistema de justicia,economía etc. te apuesto a que este cuate va a pensarlo dos veces ahora en pegarle a su mujer mientras que si lo denuncia en el ministerio público tardará meses o nunca en hacer justicia.