Hospital de Quiché reporta que 48 por ciento de los pacientes que llegaron con coronavirus han muerto en lo que va del año

Quiché afronta ola contagios por fiestas sin control en varias localidades, así como resistencia a la vacunación.

Publicado el
Aglomeración en una localidad de Quiché, municipio azotado por mortalidad por coronavirus. (Foto: Hemeroteca PL)
Aglomeración en una localidad de Quiché, municipio azotado por mortalidad por coronavirus. (Foto: Hemeroteca PL)

El Hospital Nacional de Quiché reportó este viernes 1 de octubre que de 366 pacientes con covid-19 atendidos en ese centro 117 han muerto en lo que va del 2021.

Esas cifras representan un 48.3% por ciento de mortalidad frente a a los contagios, ya que los enfermos esperan hasta el último momento para pedir asistencia.

Salomón Delgado, director de ese nosocomio, dijo a La Red Noticias que la mayoría de los pacientes que está llegando en estado grave se encuentran en la edad óptima de vacunación contra el coronavirus; sin embargo, “no lo están haciendo”.

Agregó que, según los datos recogidos, todos los pacientes que llegan por atención urgente han tenido un cuadro con asistencia a fiestas, bodas y reuniones días antes de haberse contagiado.

Indicó que el costo de atender a un paciente con covid-19 en el intensivo de un área pública es de unos Q3 mil 500 diarios, en un promedio de 20 días de atención.

Lo anterior significa que el costo de estancia para el hospital por paciente representa Q70 mil, resaltando que el presupuesto del hospital para covid-19 ronda los Q6 millones.

Delgado hizo un llamado de conciencia a la población en general, y principalmente a los municipios de Sacapulas, Santa Cruz y Uspantán que no han querido vacunarse y han organizado eventos masivos.

Dijo que la falta de información de la vacunación y la baja escolaridad en la zona podrían ser una limitante para avanzar en este proceso.

Lea también: Día del Niño: 11 mil 500 niños y niñas han perdido por lo menos a uno de sus padres a causa del covid

Recientemente en Sacapulas se supo el caso de dos mujeres embarazada que murieron por covid-19, una de ellas después de que sus familiares la llevaron con un curandero, pues no creían en el coronavirus. 

Una de las mujeres era originaria de Parraxtut, Sacapulas, comunidad en la que se celebraron cinco días consecutivos de fiestas comunitarias.