Turista italiano en Quiché pidió revisión médica por el coronavirus

Dos personas que regresaron de trabajar en un crucero también fueron evaluadas por el covid-19.

Miles de turistas visitan Quiché cada año por sus valores culturales y religiosos. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Miles de turistas visitan Quiché cada año por sus valores culturales y religiosos. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Un turista de origen italiano solicitó una revisión a las autoridades de salud en Chichicastenango, Quiché, por creer que tenía síntomas de Coronavirus, pero su caso fue descartado.

Francisco Rosal, director del área de Salud de Quiché, informó que el pasado jueves un turista de origen italiano solicitó la presencia de las autoridades de salud porque sospechaba que tenía los síntomas del Coronavirus, pero luego de evaluarlo descartaron el caso, señaló.

“Hicimos las pruebas necesarias e investigamos de qué región de Italia venía y no coincide con los lugares donde se está extendiendo esta enfermedad en Italia. Creemos que fue más sicosis del turista, pero seguimos los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud”, dijo Rosal.

El Instituto Guatemalteco de Turismo mantiene comunicación constante con los lugares turísticos como Chichicastenango como medida de prevención y descartar cualquier caso que se presuma de contagio, agregó.

 

Trabajadores de crucero

Por otro lado se mantiene el monitoreo en dos personas de Quiché que regresaron de trabajar en un crucero, informó Gregorio Velásquez, epidemiólogo del área de salud de Quiché, estas dos personas solicitaron la evaluación para descartar que portaran el virus.

El médico informó que mantienen el monitoreo desde hace una semana pero hasta el momento no presentaron ningún síntoma y no están diagnosticados con la enfermedad, pero esperarán el tiempo de incubación de la enfermedad para descartar los casos.

El epidemiólogo manifestó que Quiché tiene muchas personas que trabajan en cruceros y puede ser uno de los focos por donde llegue la enfermedad, pero hizo un llamado para no alarmarse.