Violencia contra la mujer se incrementa en Quiché durante la cuarentena por coronavirus

La cuarentena evidencia la violencia doméstica que sufren las mujeres en Quiché

Las fiscalías de la mujer en Quiché recibieron 800 denuncias por violencia en contra de la mujer en las últimas tres semanas. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Las fiscalías de la mujer en Quiché recibieron 800 denuncias por violencia en contra de la mujer en las últimas tres semanas. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Organizaciones de mujeres consideran que la cuarentena por la pandemia muestra la cruda realidad de la violencia contra la mujer.

Ochocientas denuncias por violencia psicológica y física contra la mujer recibió el Ministerio Público en las últimas tres semanas en este departamento.

Casimiro Hernández, fiscal distrital, manifestó que las cifras de violencia contra las féminas no disminuyeron a pesar de la pandemia por el covid-19.

Hernández explicó que la cifra de denuncias aumentó cuando las víctimas se enteraron que las fiscalías de la mujer de Quiché y Nebaj continuaron laborando a pesar de la crisis sanitaria y el toque de queda.

“Las denuncias por violencia psicológica sobre salen en las estadísticas, le siguen las  denuncias por violencia física y sexual; lamentamos que este tipo de violencia esté en las primeras posiciones en el ámbito nivel nacional, a pesar de la emergencia por el coronavirus, la violencia contra la mujer no se detiene”, señaló el Fiscal Distrital.

Wendy Ramírez, directora del Observatorio de Salud Reproductiva Juvenil de Quiché (Osar),  se mostró preocupada por los cientos de denuncias que se registraron en las últimas semana.

“Nuestra mayor preocupación como organización de mujeres es que saber si las denuncias llegarán a los tribunales porque la pandemia obligó a los tribunales a suspender labores”, detalló.

Ramírez considera que las cifras por violencia contra la mujer seguirán en aumento. La activista dijo: “Ojalá y no tengamos que lamentar consecuencias mayores por la violencia en contra de las mujeres, especialmente en el área rural”.

Para el Osar, los bloqueos en los ingresos a las comunidades de Quiché por temor al contagio de coronavirus, limita que una víctima de violencia contra la mujer pueda salir y retornar a su comunidad.

La organización de mujeres solicitó a las autoridades comunitarias y consejos comunitarios de desarrollo ayudar a las  víctimas de violencia doméstica para presentar su denuncia debido a que viven con el enemigo.