Cerca de 100 intoxicados en iglesia por comer pollo descompuesto en cena de Año Nuevo

Integrantes de iglesia evangélica son trasladados al Hospital Nacional de Retalhuleu con síntomas de intoxicación.

Varias áreas fueron habilitadas en el Hospital Nacional de Retalhuleu para atender a las personas intoxicadas, algunos de ellos niños. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Varias áreas fueron habilitadas en el Hospital Nacional de Retalhuleu para atender a las personas intoxicadas, algunos de ellos niños. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Al menos cien integrantes de una iglesia evangélica de la aldea Las Madura, Champerico, Retalhuleu, se intoxicaron por haber comido pollo frito durante la cena de Año Nuevo, informaron este miércoles los Bomberos Voluntarios y la Cruz Roja.

De acuerdo con Obdulio Valdez, tesorero de la Iglesia Príncipe de Paz de dicha comunidad, a la cena llegaron más de 250 personas, pero que este miércoles a del medio día unas cien reportaron vómitos, diarrea y dolor estomacal, por lo que se coordinó con los socorristas, pues estas personas requieren de atención médica.

 

Debido a la cantidad de personas afectadas, las unidades de los cuerpos de socorro no se dan abasto, por lo que algunas son trasladadas al Hospital Nacional de Retalhuleu en autopatrullas de la Policía Nacional Civil y vehículos particulares.

Valdez dijo desconocer qué fue lo que pasó, pues el pollo que cocinaron fue comprado en un mismo establecimiento; sin embargo, cree que parte del producto estaba en mal estado, porque no todos los asistentes fueron afectados.

 

Autoridades de Salud informaron que investigarán las causas de la intoxicación “masiva”, para prevenir futuros incidentes.

Varios religiosos son ingresados en la emergencia del Hospital Nacional de Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Beatriz Marroquín, directora del Área de Salud, informó que tomarán muestras de los alimentos que se sirvieron en la actividad y así establecer las causas del inconveniente y deducir responsabilidades.

 

Dada la cantidad de pacientes que ingresan con los mismos síntomas, las autoridades del Hospital se declararon en alerta.

 

Óscar Soto, director del Hospital Nacional de Retalhuleu, comentó que se habilitaron varias áreas para tener bajo observación a las personas que lleguen procedentes de Las Maduras. Además, dijo que de momento hay dos pacientes, cuyo estado de salud es reservado por el grado de deshidratación que tienen.

Contenido relacionado

Denuncia explica cómo saquean el jade en comunidad de Morales

Cámaras captan las maravillas naturales que habitan las selvas peteneras

Graban majestuosidad del volcán Santiaguito