Empresa camaronera en Champerico reanuda actividades bajo estas condiciones

Este lunes 19 de agosto reanudó actividades en Champerico, Retalhuleu, la empresa camaronera afectada por extorsiones.

Publicado el
Pobladores de Champerico han expresado su preocupación por el tiempo que estuvo cerrada la empresa camaronera. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Pobladores de Champerico han expresado su preocupación por el tiempo que estuvo cerrada la empresa camaronera. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Víctor Quintanilla, gobernador departamental, confirmó que la empresa Nova Guatemala reanudó su producción, luego de que se acordara que la Policía Nacional Civil y soldados brindarán vigilancia frente a las instalaciones y otras estrategias de seguridad que no fueron reveladas.

Esta empresa, que genera unos 1 mil 300 empleos en Champerico, había paralizado sus actividades a causa de las extorsiones, confirmaron autoridades.

Al principio se informó que la empresa estaba cerrada por mantenimiento, mientras que el gobernador Quintanilla aseguró que se coordinó mayor vigilancia para evitar que el cierre sea definitivo.

Algunos empleados, a condición del anonimato, comentaron que el lunes pasado llegaron a su jornada normal; sin embargo, el encargado les dijo que no podían ingresar y que los llamarían en unos cinco días, aproximadamente, o hasta nueva orden.

Lea también: Comerciantes sufren acoso y constantes abusos de prestamistas que exigen pagos diarios

Otro empleado que tampoco se identificó expuso recientemente que desde que comenzó el problema de la extorsión contra la empresa fueron ultimados el jefe de seguridad y el tesorero, mientras que otra trabajadora resultó herida.

El jueves último, la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) reconoció que ya hubo acercamientos con la compañía que opera en Champerico, Retalhuleu, para que se pudiera gestionar más seguridad para la planta y garantizar la integridad de los trabajadores.

Vigilancia por parte de la PNC es alguna de las estrategias para apoyar a la empresa camaronera afectada por las extorsiones en Champerico. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)