Lácteos derretidos, posible aumento en el precio de verduras y el pasaje y agotamiento causa bloqueo en El Zarco

El bloqueo que militares retirados realizan en la carretera al Suroccidente del país, en el kilómetro 178, Santa Cruz Muluá, Retalhuleu, afecta a decenas de automovilistas y comerciantes que quedaron varados en ese lugar; otros, caminaron al menos un kilómetro para buscar otros medios de transporte.

Publicado el
Pobladores caminaron un kilómetro para transbordar buses a causa del bloqueo de carretera en la carretera al suroccidente en Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Pobladores caminaron un kilómetro para transbordar buses a causa del bloqueo de carretera en la carretera al suroccidente en Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Los manifestantes mantienen el bloqueo desde las seis de la mañana y desde entonces se formaron largas filas de vehículos y algunas personas cargaron sus pertenencias para pasar a pie por el lugar.

Algunos vecinos afectados que fueron consultados comentaron que los transportistas les cobran la cuota normal, pero los dejan donde está el bloqueo y llegan solo a donde está el bloqueo, por lo que tienen que transbordar otro vehículo y eso les ocasiona un gasto adicional.

Jorge Barrios vende lácteos y es originario de San Felipe. El bloqueo le ocasionó pérdidas económicas, pues debía entregar quesos a un restaurante en la cabecera y quedó atrapado entre la aglomeración de vehículos y no pudo pasar.

 

Decenas de motoristas y automovilistas se quedaron atrapados en las colas de vehículos. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

 

“Tengo una empresa pequeña de lácteos y los transportó con hieleras en picop, pero el hielo se derritió rápido por el calor y el producto se descompone por el calentamiento, eso ya no se puede recuperar”, comentó Barrios.

Los comerciantes se ven afectados por el pago de transporte. De Suchitepéquez a Retalhuleu les cobran Q10, pero esa cuota sigue igual, a pesar de que no llegan a su destino, por el bloqueo.

Alejandra Morales, vendedora de verduras, es originaria de Almolonga, Quetzaltenango, y tuvo que pagar a personas que se dedican a cargar bultos cuando hay bloqueos, lo que aumenta el costo de la verdura para el consumidor final.

Así como Morales, varios caminan un kilómetro para encontrar Q5 a un taxi o un busito que los lleve a Retalhuleu. Además, por llevar bultos, hay personas que cobran Q10 por lo que le quepa al troquet -tipo de carretilla de carga-.

 

Vendedores de verduras tuvieron dificultad para trasladar su producto a los mercados de Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

 

“Salimos afectados todos porque hay que invertir más dinero para el traslado de la verdura de Quetzaltenango a Retalhuleu y hay que vender el producto a mayor precio, y las personas en ocasiones ya no compran la verdura ese día y entonces tenemos pérdidas”, enfatizó Morales.

Alicia López, reside en Mazatenango, Suchitepéquez, y caminó un kilómetro con sus pertenencias en la cabeza para cruzar el área del bloqueo, porque tiene un familiar hospitalizado en la cabecera de Retalhuleu.

“Tengo 56 años y me fatigo al caminar porque tengo una deficiencia pulmonar, pero tenía que hacer el esfuerzo porque no tengo dinero para pagar un triciclo para que me transportara a los buses y transbordar”, dijo López.

Juan Navarro, automovilista, indicó que se quedó en la cola de vehículos y el calor sofocante que se sintió en el interior del carro le causó problemas de salud.

 

Contenido relacionado:

> Automovilistas narran “calvario” vivido por bloqueo de 24 horas en ruta al Atlántico

> Niño muere en autobús que no pudo transitar por bloqueos de Codeca

> Así es el calvario de los bloqueos para quienes tienen problemas de movilidad