Exalcalde condenado por caso de corrupción exige más de Q2 millones por prestaciones laborales

Exalcalde de Antigua Guatemala exige el pago de salarios y prestaciones laborales que no devengó mientras estuvo preso.

El exalcalde de Antigua Guatemala, Adolfo Vivar, fue condenado en el 2019 por un caso de corrupción. (Foto Hemeroteca PL)

Fotograf’a: Erick Avila.              17/10/2019
El exalcalde de Antigua Guatemala, Adolfo Vivar, fue condenado en el 2019 por un caso de corrupción. (Foto Hemeroteca PL) Fotograf’a: Erick Avila. 17/10/2019

El exjefe edil de la Ciudad Colonial, Adolfo Vivar Marroquín, demandó a la Municipalidad de Antigua Guatemala en un juzgado de Trabajo para exigir el pago de salarios y prestaciones laborales que no devengó durante el tiempo que estuvo en prisión preventiva señalado de actos de corrupción.

De acuerdo con el expediente del Juzgado de Primera Instancia de Trabajo y Previsión Social de Sacatepéquez, Vivar expuso que ocupó el cargo de jefe edil del 15 de enero del 2008 al 15 de enero de 2012 y del 15 de enero al 13 de septiembre del mismo año al haber sido reelecto para el periodo 2012-2016.

Sin embargo, una orden de captura interrumpió sus funciones, mientras era investigado por posibles actos de corrupción, por lo que demandó a la comuna al pago de salarios y prestaciones laborales irrenunciables que dejó de percibir.

Vivar admitió que el 13 de septiembre del 2012 fue separado de su cargo por una orden de captura emitida por el Juzgado de Mayor Riesgo B, pero hasta el 9 de enero del 2019 logró que la detención preventiva se cambiara por arresto domiciliario, tiempo en el que ya había concluido el periodo para el cual había sido electo, un argumento utilizado para hacer dicho reclamo.

Tiempo y prestaciones reclamadas

  • Por tres años, cuatro meses y dos días -del 13 de septiembre del 2012 al 15 de enero de 2016- Q1 millón 601 mil 555.40 – Q40 mil mensuales-
  • Por cuatro años, un mes y 14 días de aguinaldos exige Q164 mil 888.73
  • Por tres años, cinco meses y 14 días de bonificación solicita Q141 mil 555.40
  • Por cinco años de vacaciones Q200 mil
  • Por 96 meses de bonificación incentivo Q24 mil
  • Total Q2 millones 155 mil 599.53

Vinicio Quiñónez, mandatario judicial de la Municipalidad, en su argumentación aseguró que Vivar hizo una mala interpretación, porque se definió como empleado y no como funcionario público electo mediante elección popular, de acuerdo con el reglamento de la Ley del Servicio Civil.

“Porque desde su aprehensión dejó de cumplir con sus obligaciones laborales dictadas en el Código Municipal. Además, no notificó a la municipalidad durante los cinco días siguientes la causa que le impedía cumplir con sus obligaciones”, resalta el texto.

El mandatario judicial recuerda que Vivar fue procesado por delitos en contra del patrimonio de su empleadora –la municipalidad-, por lo que no tiene derecho a pedir lo reclamado.

El 12 de noviembre del 2019, se llevó a cabo una junta de conciliación, pero las partes no llegaron a ningún acuerdo, por lo que el juez Juan Carlos González, ordenó el juicio oral para el 23 de marzo próximo.

Condenado

El 17 de octubre del 2019, Vivar fue condenado a ocho años de prisión por el Tribunal B de Mayor Riesgo por lavado de dinero y otros activos; además, a otros ocho años por peculado, fraude y concusión.

Según la sentencia, el exjefe edil deberá pagar una multa por reparación digna de Q13 millones 327 mil 605.33. Cuando fue condenado, Vivar gozaba de arresto domiciliario, pero un recurso de apelación mantiene en suspenso el pago de ese monto y el regreso a la cárcel.

Indignante

Juan domingo Pérez, integrante del Consejo Cívico de Vecinos, calificó la demanda como indignante, porque además de haber sido condenado por delitos relacionados a la corrupción, pretende seguir dañado el erario municipal “que le pertenece a los antigüeños”.

Ernesto Sitamul, integrante de la Asociación Ixim para el Desarrollo Local, lamentó la acción del exalcalde, debido a que los funcionarios electos a través del voto no tiene derecho a reclamar prestaciones laborales, por lo que consideró que se trata de un abuso de parte del demandante, por lo que esperan que el juez resuelva a favor de la población antigüeña.

Vivar comentó que la demanda tiene sustento legal para que le paguen las prestaciones laborales, porque fue electo democráticamente y presupuestado en el renglón 011.