Reina fervor mariano

Los pueblos que rodeaban la Ciudad de Santiago de los Caballeros —hoy Antigua Guatemala— fueron trasladados con esta al Valle de la Ermita, en 1776, y en estos se incluyó a San Pedro Las Huertas, Ciudad Vieja, Pastores y Jocotenango. En este último se veneraba ya a la Virgen de la Asunción, la cual luego pasó a ser también patrona de la capital.

Conmemoran a la Virgen de la Asunción con fiestas patronales.
Conmemoran a la Virgen de la Asunción con fiestas patronales.

Pese al traslado, ordenado por el rey Carlos III debido a la destrucción de la ciudad a causa de terremotos, muchos vecinos se quedaron viviendo o retornaron al antiguo pueblo de Jocotenango, lo reconstruyeron y revivieron la veneración de la Virgen.

El historiador Miguel Álvarez relató que la imagen original fue llevada a la Nueva Guatemala de la Asunción, debido a que el movimiento de la ciudad incluía, entre otros aspectos, el traslado de autoridades civiles y religiosas, instituciones, escudo de armas e imágenes.

El cronista de Jocotenango, Ernesto Sitamul, relató que la feria en honor de la Virgen de la Asunción fue institucionalizada en ese municipio en 1620, fue descontinuada con el traslado de 1776, pero en 1805 la población retomó la veneración y luego se restableció la feria en su honor.

El historiador Fernando Urquizú comentó que para festejar a la Virgen, los pobladores que permanecieron en Jocotenango tuvieron que utilizar imágenes que veneraban en las cofradías locales.

Félix Argueta, párroco de ese municipio, contó que en la actualidad ya no utilizan estas imágenes para procesiones, pues desde hace seis años cuentan con una réplica.

Origen

La advocación de la Asunción corresponde a la del Tránsito o de la Dormición, ya que según la tradición católica, María, madre de Jesús, no murió, sino que se quedó dormida y luego fue ascendida al cielo por ángeles. Esa creencia se tiene desde los primeros siglos del cristianismo y tiene como base los evangelios apócrifos, pero en 1950 fue proclamado dogma de fe de la Iglesia Católica por el papa Pío XII, relató Urquizú.

Édgar Illescas, presidente de la hermandad de la consagrada imagen de Nuestra Señora de la Asunción, de Jocotenango, expuso que este 13 de agosto será la primera ocasión en la que ese municipio tendrá una procesión con la imagen de la Virgen del Tránsito.

Con esa advocación, o de la Asunción, también se venera a la Virgen en Joyabaj y Nebaj, Quiché; Tacaná, San Marcos; Asunción Mita, Jutiapa; Cantel, Quetzaltenango; Colotenango, Huehuetenango, y las cabeceras de Sololá y Chiquimula.

El festejo en Cantel comienza desde el 1 de agosto y concluye el próximo jueves, relató el concejal Abraham García.

Comentó que la imagen que veneran en esa población fue traída de España, durante la fundación del pueblo, en 1551.

En Asunción Mita, la novena empezó el miércoles último y concluye el 15, con la procesión de la imagen.

En Joyabaj, durante la procesión, se solía llevar la imagen de la Virgen en un trono de plumas, como producto del sincretismo religioso entre la religión católica y la cosmovisión prehispánica, indicó el historiador Fernando Urquizú.

Igual situación se lleva a cabo en Nebaj, donde el anda en la que se lleva la imagen de la Virgen es ornamentada con atuendos típicos.