“Ahí se van a morir”: Decisión arbitral desata enojo de aficionados que lanzaron juegos pirotécnicos y piedras en San Marcos

Un partido entre equipos de la Tercera División terminó en enfrentamiento entre aficionados inconformes por una decisión arbitral y la Policía Nacional Civil.

Publicado el
Los árbitros del juego de futbol entre Comitán FC y Jutiapa tuvieron que salir del estadio custodiados por la Policía Nacional Civil. (Foto Prensa Libre: Captura de video)
Los árbitros del juego de futbol entre Comitán FC y Jutiapa tuvieron que salir del estadio custodiados por la Policía Nacional Civil. (Foto Prensa Libre: Captura de video)

El domingo 28 de febrero, en Comintacillo, San Marcos, los equipos de la Tercera División, Comitán FC y Deportivo Jutiapa, se enfrentaron para definir qué equipo pasaba a las semifinales.

La afición local llenó los graderíos del estadio municipal y alrededor del campo de juego decenas de personas observaron el emocionante juego.

En el partido de ida, el equipo de Jutiapa ganó a los de Comitán FC por 2 goles a cero.

En Comitancillo todo era algarabía porque al finalizar los 45 minutos reglamentarios el equipo local llevaba 3 goles a favor, mientras que los rivales no habían anotado.  El marcados global era de 3-2 a favor de Comitán.

Sin embargo, el árbitro extendió por siete minutos más el juego. En ese tiempo, el equipo jutiapaneco logró anotar en ansiado gol que le permitió jugar las semifinales de la Tercera División.

Los aficionados se enardecieron con el árbitro por haber alargado el juego y consideraron que esa decisión fue para beneficiar al equipo contrario.

Los inconformes lanzaron juegos pirotécnicos a la cancha y objetos contra los árbitros. La Policía Nacional Civil intervino para disuadir a la afición, pero los ánimos se alteraron.

Los árbitros abandonaron la cancha y el estadio en medio de una lluvia de piedras que los aficionados lanzaron contra ellos y la Policía.

“Ahí se murieron”, se escucha gritar a uno de los aficionados.

La PNC reportó que varios autopatrullas resultaron con los vidrios quebrados debido al malestar de los aficionados.

Con información de Raúl Barreno y Efraín Zacarías