“Preguntaron por un dinero”: comando armado irrumpe en vivienda y mata a dos hombres, entre ellos un agente de la PNC

Un policía y un agricultor fueron ultimados este viernes por un comando armado que entró en forma violenta a una vivienda, confirmó la PNC.

Publicado el
Policía resguarda el lugar del ataque. (Foto: Región Más Noticias)
Policía resguarda el lugar del ataque. (Foto: Región Más Noticias)

Un comando fuertemente armado perpetró un ataque este viernes 19 de agosto en una vivienda matando a dos personas, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

De acuerdo con los datos proporcionados, una de las víctimas es Wuelser Julián López Paz, de 27 años, agente de la PNC con especialidad en la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica (SGAIA).

El hecho armado ocurrió en la aldea Las Pilas, Catarina, San Marcos, informó la institución policial.

La otra víctima fue identificada como José Ramón Solis Zapet, de 23 años, quien era agricultor.

Víctimas desayunaban

De acuerdo con el testimonio de la esposa del agente López, se encontraban desayunando en su vivienda cerca de las 10.30 horas.

En ese momento llegó un comando armado, varios hombres ingresaron violentamente a la casa y preguntaron por un dinero.

Relató que eran al menos siete individuos, cinco de los cuales portaban “uniformes parecidos a los de la Policía”, mientras que otros dos iban de particular.

Lea también: Envían a juicio a aficionados hondureños del Olimpia implicados en disturbios, pero podrán recobrar su libertad tras pagar Q500

Los hombres sacaron de la vivienda a golpes a las víctimas engrilletadas mientras les preguntaban dónde estaba el dinero, según el testimonio.

Al no obtener respuesta, los sujetos comenzaron a dispararles varias veces y en diferentes partes del cuerpo.

Posteriormente huyeron del lugar en dos camionetas agrícolas. 

Un capturado

La PNC informó que una hora más tarde fue capturada una personas que conducía una de las camionetas que supuestamente participó en el doble crimen. 

Agregó que el capturado llevaba una arma de fuego escondida dentro del vehículo.