Recuerdan como buenas personas a primos que murieron en accidente de migrantes en Chiapas

Félix Jeremías Cash López, de 17 años, y su primo Delfino Cash Felipe, de 19, dos de las 23 víctimas del accidente de un camión que transportaba migrantes guatemaltecos hacia Estados Unidos, el pasado 7 de marzo en una carretera del Estado de Chiapas, México, fueron velados en la comunidad Nicá, Malacatán, San Marcos, donde este lunes fueron inhumados en el cementerio local en medio de consternación de familiares y vecinos.

Familiares y vecinos de la comunidad Nicá, Malacatán, San Marcos, velan cuerpos de dos migrantes que murieron en accidente en Chiapas. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).
Familiares y vecinos de la comunidad Nicá, Malacatán, San Marcos, velan cuerpos de dos migrantes que murieron en accidente en Chiapas. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

“Es lamentable ver como estos jóvenes regresan en ataúdes cuando su única intención era brindarles mejores oportunidades a sus familiares. Nosotros venimos a apoyar a los dolientes en estos momentos que más lo necesitan. Estamos consternados por la tragedia que embarga a nuestra comunidad”, expresó la vecina Herminda Pérez.

En medio de lamentos por no contar con las condiciones de vida para progresar en Guatemala, ambos primos tomaron la decisión de migrar de manera irregular hacia los Estados Unidos, con fin de lograr un mejor estilo de vida.

“Aquí como somos pobres y el poco estudio que tuvieron -ambos primos- los animó a viajar de forma ilegal hacia Estados Unidos y lo que encontraron fue la muerte. Nosotros somos campesinos y por eso buscaban un mejor futuro sin imaginar qué les iba a pasar y por eso estamos muy triste”, expresó Eugenio Pérez tío de las víctimas.

La Cancillería se había comprometido a costear los gastos de repatriación de las víctimas, mientras el Instituto de Migración de México ofreció otorgar visas humanitarias a los que resultaron heridos para que no sean deportados.

Los cadáveres de los dos primos fueron llevados a la comunidad Nicá a primeras horas de este lunes, 11 de marzo. Según parientes, ninguna autoridad guatemalteca los apoyó con los gastos de repatriación, lo que hace más difícil la situación para las familias de las víctimas.

 

“Pagamos la papelería, taxis y los gastos funerarios. No tuvieron compasión con nosotros porque ninguna autoridad se acercó para darnos algo de comer o beber, gracias a los de la funeraria que nos apoyaron a llenar todos los papeles”, comentó Catarino Cash, padre de una de las víctimas.

La tragedia

La tragedia ocurrió el jueves último en una carretera entre el municipio de Soyaló y la presa de Chicoasén, cuando un camión con 70 pasajeros que cayó una pequeña hondonada, cobró la vida de 24 guatemaltecos y reflejó los riesgos en los que los migrantes buscan llegar a Estados Unidos para huir de la pobreza y la falta de empleo en sus comunidades.

No deje de leer: Coyotes liberaron al piloto del camión que protagonizó percance que dejó 24 guatemaltecos muertos

Jorge Luis Barrios Palomeque, director del Instituto Nacional de Educación Básica de Telesecundaria de la comunidad, recordó que ambas víctimas fueron sus alumnos en básicos y serán recordados como buenos estudiantes y colaboradores con las buenas causas.

Pobladores de la comunidad Nicá, Malacatán, recuerdan a ambos primos como unas personas honradas. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

“Lamentamos mucho que mis exalumnos hayan muerto de esta manera, porque muchas veces habíamos hablado que no pensaran en tener una oportunidad de viajar de forma ilegal a Estados Unidos. Los recordaremos como buenos muchachos, tranquilos, educados y sobre todo obedientes. Eran muy activos y colaboradores porque siempre apoyaban cualquier proyecto”, comentó.

Félix Jeremías Cash López el 20 de este mes cumpliría los 18 años y al igual que su primo era soltero, pero ambos tenían el deseo de construir una casa y darles mejores condiciones a sus familiares.

Para leer más: A tres meses de la muerte de Jakelin Caal no se conocen resultados de la investigación

Otras cuatro víctimas, entre ellas Reyna Venancia Ramos Nolasco, Ezequiel Cash y Oscar Mazariegos fueron inhumadas este lunes en el cementerio de la comunidad Nicá.

Además, en San Lorenzo, San Marcos, pobladores están a la espera de la repatriación de los cadáveres de dos mujeres que viajaban en el camión volcado. En Tajumulco también están a la espera de otra víctima del accidente.

El viernes último, el gobierno informó que el Consulado General de Guatemala en Tuxtla Gutiérrez brindaba apoyo y auxilio a los connacionales afectados.

Añadió que los consulados de Guatemala en el área estaban en apresto y daban seguimiento en coordinación con las autoridades mexicanas, para apoyar a las familias de las víctimas en el proceso de identificación  y posterior repatriación.

En este camión viajaban los migrantes guatemaltecos que fallecieron en una carretera de Chiapas, México. (Foto Prensa Libre: AFP)

Contenido relacionado

Padres migrantes que fueron separados de sus hijos cruzan la frontera de EE. UU. en busca de asilo

Así viven los menores migrantes en un refugio de EE. UU.

“Esta cadena de miseria humana está empeorando”: Nielsen habla de la crisis en la frontera EE. UU.-México

 

0