Hospital de Cuilapa suspende atención a pacientes por falta de insumos

Unos 200 médicos del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa, suspendieron labores desde el viernes último debido a que no tienen insumos para realizar su trabajo, por lo que únicamente atienden emergencias graves, pero resaltaron que no podrían atender a heridos en caso de que ocurra un accidente de tránsito.

La médico Astrid Morales  indicó que el hospital colapsó debido a las desudas de más de Q20 millones que se tienen con proveedores, por lo que  todas las clínicas permanecen cerradas.
Agregó que cuando atienden una emergencia piden a las personas que acompañen a su paciente que compren guantes, algodón, jeringas, o los medicamentos que se necesiten.
Las  áreas que fueron cerradas son traumatología, ortopedia, cirugía, ginecoobstetricia, pediatría, medicina interna, intensivo y banco de sangre.
Médicos indicaron que esperan que las autoridades den una solución pronta y adecuada para atender en todos los servicios, pues en otras ocasiones los han abastecido solo para unas 24 horas.
“Hace tres meses se suspendió el programa de cirugías electivas por falta de insumos y equipo médico quirúrgico. También se causa daño al paciente y afecta los programas de docencia, pues este es hospital escuela y no contamos con papelería impresa para realizar nuestro trabajo diario”,  resaltó Morales.

Piden dinero a pacientes

El cuerpo médico explicó que a los pacientes que presentan cuadros más estables se les pide que compren dos pares de guantes que se guardan para futuras ocasiones, en otros casos, cuando el cuadro clínico del paciente se agrava y debe ser trasladado, se pide a la familia que pague la gasolina de la ambulancia para el viaje hacia otro centro asistencial.
Si el paciente es de muy escasos recursos, son los mismos médicos los que pagan el traslado. Pero la carencia alcanza a estudiantes de medicina que deben comprar medicamentos.
Marsha Pineda, otra médico, expresó que se han realizado gestiones para subsanar el problema desde hace cuatro años, pero la dirección del hospital no ha presentado soluciones concretas.
“El problema es que nos quedamos totalmente desabastecidos. Hemos hecho una y mil notas para resolverlo, pero todo sigue igual, nos quedamos sin nada”, enfatizó.
El pediatra Mario Roberto Piloña manifestó: “En este momento esto es un caos; nuestros gobernantes, la gerencia administrativa y la dirección del hospital nos han dicho que esto se mantiene abastecido y no es cierto. No tenemos nada para atender a nuestra gente,  es decir que en algún momento una de las dos partes es mentirosa, o ellos  o nosotros”.

El área de consulta externa del hospital de Cuilapa se halla cerrado por falta de medicamentos. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)

“Tratamos de que nos escuchen para que no digan que somos los médicos los que no queremos trabajar. La gente que tiene que hacer su trabajo no está haciendo nada; no sé en qué nivel están, pero el  Ministerio de Salud no nos ha apoyado en absoluto, han venido varias veces a pedirnos datos, pero en los últimos meses no hemos visto respuesta”, añadió Piloña.
El facultativo enfatizó que lo que ocurre en el hospital es un caos y que si ocurriera un accidente de tránsito no están en capacidad de atender a los heridos porque no tienen nada para hacerlo.
“Nuestro director no está haciendo nada por nosotros, pues él fue puesto por política, por  lo que él tiene que andar con la gente que lo puso”, agregó.  

Director responde

Emilio  Velásquez, director del hospital, manifestó que ha tenido reuniones  con los médicos  a quienes les indicó que se realizan las gestiones correspondientes, pero que no está en sus manos resolver el problema, pues es en el Ministerio y Finanzas  el que no ha hecho el traslado presupuestario que se necesita y por eso no hay medicamentos en la red hospitalaria de todo el país.
Agregó que lo que reciban dependerá de la recaudación tributaria, pero el hospital tiene asignado un presupuesto anual de Q89 millones, pero  que  este año solo les han dado Q63 millones.

No lo atienden

Adonías  Carías, quien llevó a su hijo enfermo al hospital, desde una aldea de Santa María Ixtahuacán, pero no lo atendieron a pesar que era una emergencia le indicaron que si él podía comprar guantes y alcohol con mucho gusto lo atendían, pero como no llevaba dinero tuvo que regresar a su casa.
“Es triste y lamentable lo que sucede en este hospital, yo ya sabía, pero nunca creí que fuera cierto y aun así les di mi voto a estas autoridades que mencionan que tienen endeudado al hospital porque creí que eran mentiras y hoy me di cuenta de que todo lo que la gente dice de ellos es cierto porque lo viví en carne propia”, dijo Carías.