Comienza juicio por caso de judíos que fueron expulsados 

En San Juan La Laguna, Sololá, comenzó el juicio contra el exalcalde de ese municipio, Antonio Rodolfo Pérez Pérez, a quien una comunidad judía lo denunció por abuso de autoridad, racismo y discriminación. 

Publicado el
Tribunal de Sentencia de Sololá, donde se llevó comenzó el debate contra el exjefe edil, Antonio Rodolfo Pérez. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj).
Tribunal de Sentencia de Sololá, donde se llevó comenzó el debate contra el exjefe edil, Antonio Rodolfo Pérez. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj).

El debate comenzó este miércoles en el Tribunal de Sentencia de Sololá, a donde asistieron representantes de las familias judías agrupadas en la comunidad ultra ortodoxa y que en el 2014 fueron expulsadas por el Consejo de Ancianos local.    

Durante la estancia de los extranjeros en San Juan La Laguna, existió una serie de quejas de parte de la población, por lo que autoridades determinaron que había riesgo, ya que algunos integrantes de la comunidad judía efectuaban una serie de señalamientos contra los vecinos. 

La licenciada en antropología, María Jacinta Xon, expuso en la audiencia que el encuentro de culturas distintas generó una comunidad distinta, ya que la cordialidad se rompe ante la alteración cultural.

La profesional citó varios ejemplos de los encuentros culturales, entre estos el que algunos judíos pedían viajes a pilotos a mototaxi, pero les decían a los conductores que le pagarían el siguiente día. 

Agregó que, hablar de los judíos, no es hablar de religión, ya que es una comunidad cultural. Añadió que en este caso es difícil hablar de racismo, ya que cada comunidad tenía costumbres distintas.

Se pronuncia 

Juana Imelda Navichoc, lideresa de San Juan La Laguna, relató que la acusación de los judíos es falsa. “Nosotros fuimos discriminados, ellos no fueron expulsados, se retiraron por su propia cuenta al ver que las culturas no coinciden, también fueron acusados el Consejo de principales, que es una institución histórica, porque siguen fortaleciendo la cultura y que son reconocidos en el municipio”, enfatizó la entrevistada.

Joel Wengarte, en representación de la comunidad judía, dijo que sufrieron varias presiones y una persecución de parte de autoridades y no de los habitantes. Resaltó que no alteraron el orden y que, además, recibieron amenazas. Añadió que ahora viven en Oratorio, Santa Rosa.

Según los pobladores, los judíos en mención intentaron cambiar el pensamiento y la cultura del pueblo, por lo que se llevó a cabo una asamblea comunitaria, en la que personas en proceso de formación al judaísmo, fueron denunciados públicamente como racistas.

Recordaron que de forma pacífica se les pidió a los extranjeros que abandonaran el municipio. 

El exjefe edil desempeñó el cargo del 2012 al 2016 y este miércoles indicó que dará declaraciones cuando el juicio tenga más avances.