Les devuelven la alegría de caminar

Facultativos de Estados Unidos, coordinados por la organización Helps International, les han devuelto la alegría de caminar a decenas de guatemaltecos que tienen alguna pierna o pie amputado, gracias a las prótesis que elaboran en un taller temporal ubicado en Sololá, como parte de una jornada médica.

El Taller de producción de prótesis   está instalado en Intervida,  aldea Santa Rita, Sololá.
El Taller de producción de prótesis está instalado en Intervida, aldea Santa Rita, Sololá.

El taller funciona en las instalaciones de Intervida, en la comunidad Santa Rita, kilómetro 144 de la ruta Interamericana, Sololá, donde esta semana y la próxima se lleva a cabo una jornada médica para atender a personas con este tipo de problemas.

Scott Vallenbois, encargado del proceso de producción, informó que construyen unas 20 piezas semanales, pero que más de cien personas acuden cada ocho días en busca de apoyo porque perdieron una pierna o parte de ella, como consecuencia de algún accidente.

De calidad

El especialista indicó que cuentan con equipo y materiales de primera calidad para que los pacientes puedan caminar con normalidad, tras un proceso de adaptación.

Añadió que el método que se sigue para elaborar las prótesis es el más avanzado, y es igual al que se practica en los hospitales de Estados Unidos.

Los especialistas aseguraron que los materiales son a prueba de todos los movimientos que debe hacer una persona al caminar, y que las prótesis están hechas a base de fibra de carbón y titanio.

Los estadounidenses afirmaron que donan las prótesis.

Pablo García, médico encargado de la jornada, señaló que muchas personas no podrían costear la prótesis, por ser demasiado caras.

La jornada culmina el 16 de mayo, y las personas que requieran ayuda deben presentarse en Intervida Sololá.

Es una esperanza

Rutilio Ortiz Castro, de 38 años y  originario de San Agustín Acasaguastlán,  El Progreso, sufrió un accidente  el 15 de abril del 2011. Perdió la pierna izquierda, hasta arriba de la rodilla, y pensó que nunca más podría caminar.

Los especialistas  usarán titanio  y otro material maleable para hacer la prótesis con   movimiento de la rodilla,  para ayudarlo a caminar de nuevo.

20 prótesis semanales se producen en el taller móvil.