Las faldas del volcán Atitlán, el refugio perfecto para el quetzal que lucha contra la extinción

Ave nacional se reproduce de forma satisfactoria en reserva municipal de Santiago Atitlán, Sololá.

Un quetzal fue visto en un área del Parque Regional Municipal Mirador Rey Tepepul de Santiago Atitlán. (Foto Prensa Libre: Conap Sololá)
Un quetzal fue visto en un área del Parque Regional Municipal Mirador Rey Tepepul de Santiago Atitlán. (Foto Prensa Libre: Conap Sololá)

Las condiciones climáticas y la abundancia de alimentos en el bosque nuboso de las faldas del volcán Atitlán, Sololá, son puntos a favor para la conservación del ave nacional, el quetzal, cuyos ejemplares pueden apreciarse con facilidad en medio de lo espeso de la selva.

El bosque del Parque Regional Municipal Mirador Rey Tepepul de Santiago Atitlán es el hábitat perfecto para el quetzal. Son más de tres mil 500 hectáreas de área protegida donde crecen los árboles de moquillo y aguacatillo, los principales alimentos del ave.

También lea: Militares esperan la orden para desplegarse en Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán

El quetzal se encuentra en peligro de extinción y sus principales amenazas son el avance de la frontera agrícola y la lentitud con la que se reproduce, pues por cada nidada solo sobrevive un pichón, ya que los adultos privilegian al primero que eclosiona; además, las talas ilegales y los incendios forestales, así como los depredadores naturales, como los gavilanes y la tucaneta verde que se alimentan de las crías del ave nacional.

Glendy Cutzal, técnica del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas del Conap, comentó que la población de quetzales en el área es alentadora para la especie, pues en oportunidades han documentado hasta 25 ejemplares un mismo sector.

La tucaneta verde se alimenta de las crías del quetzal, entre otras cosas. (Foto Prensa Libre: Conap Sololá)

Aviturismo

 

Una de las formas más prácticas para promover la conservación del quetzal es por medio del aviturismo, pues gracias a esa actividad las personas conocen sobre la especie y lo importante que es su conservación.

Cutzal asegura que con el acercamiento que los turistas tienen con las aves aprenden a respetarlas y a proteger su hábitat, por lo que varios grupos de guías y guardarrecursos del Conap y la municipalidad de Santiago Atitlán se encargan de esa tarea.

También lea: Accidente provoca la muerte de turista francesa en el mirador “Rostro Maya” del Lago de Atitlán

Los conservacionistas también se enfocan en la protección de las plantas con las que se alimentan las aves; por ejemplo, en un vivero municipal se logró la reproducción de 800 árboles de aguacatillo y se trabaja por que ocurra lo mismo con el moquillo.

Los frutos de aguacatillo son el principal alimento del quetzal. (Foto Prensa Libre: Conap Sololá)

También lea: Artistas resaltan la cultura y tradiciones de Atitlán con pinturas en gradas y muros

Detalles

 

  • El quetzal se alimenta de frutos, insectos, ranas y otras especies, y vive en zonas montañosas y bosques húmedos.
  • Son aves estáticas; se pasan por largos periodos y con tranquilidad en los árboles, según el portal Animales en Peligro de Extinción.
  • Fue declarada ave nacional en 1871, y su canto es como un silbido. Además, necesita entre 18 y 19 días de incubación para nacer.
  • El quetzal, también conocido como quetzal mesoamericano, quetzal centroamericano o simplemente como quetzal, es una especie de ave de la familia de los trogones.
  • Su área de distribución geográfica incluye América Central y el sur de México, donde habita los bosques nubosos no perturbados.
  • De color verde aterciopelado con pecho escarlata y blanco, el macho que posee plumas largas en su cola es más grande que la hembra.
  • El quetzal sale de esos bosques donde anida en noviembre de cada año en busca de alimentos porque la tala reduce sus recursos alimenticios, que son principalmente las semillas de los árboles.
  • Está en peligro de extinción y es importante no solo para la cultura sino también para la economía en materia de aviturismo.
  • En la civilización maya, las colas del quetzal eran utilizadas como “símbolo de riqueza y poder, y valían tanto como el oro”.

Contenido relacionado

> Estos sectores ya buscaban alternativas para reducir la contaminación por plásticos en Guatemala

> 17 municipios ya tienen prohibiciones para uso del plástico mientras empresas y negocios buscan usarlo mejor

> Guatemala dejaría de reciclar hasta Q2 millones diarios en plástico por prohibición