Reciben con homenaje a hermanos que saltaron a la fama en redes sociales

Las clases en la Universidad Panamericana (Upana) de Sololá no fueron normales este sábado, pues había mucho que celebrar. Y es que hoy se llevó a cabo un acto especial en donde fueron homenajeados los hermanos Mario y Carlos Cúmez Algua, dos lustradores que saltaron a la fama cuando en redes sociales se publicó su historia de sacrificio pagar su carrera universitaria.

La vida de los hermanos Cúmez cambió drásticamente, pues en término de 24 horas pasaron de ser dos jóvenes lustradores en la capital, a reconocidos personajes cuando en las redes sociales se conoció que el dinero que ganaban era utilizado para pagar sus estudios de Licenciatura en Enfermería en la Upana.

Estudiantes, catedráticos y directivos de la universidad participaron en el  homenaje en la Escuela Normal Privada de Sololá, que funciona como sede de esa casa de estudios, en donde Carlos, de 17 años, y Mario, de 19, recibieron un reconocimiento por su esfuerzo .

Además, a los dos jóvenes les fue entregada la documentación que acredita las becas completas que les otorgó la Upana.

Los hermanos Cúmez también recibieron la documentación de las becas universitarias.  (Foto Prensa Libre: Édgar René Sáenz.

Agradecidos 

Mario Cúmez explicó que nunca imaginó el revuelo que causaría en las redes su historia y la de su hermano, y dijo que están agradecidos por lo que han recibido luego que medios de comunicación difundieran la noticia.

“Nuestra única intención era no quedarnos rezagados. Queremos estudiar para curar a mi mamá y mi papá, porque somos gente pobre y no tenemos recursos para buscar médicos”, dijo Cumez.

Reiteró que cuando hay voluntad, cualquier  obstáculo se puede superar y así alcanzar la meta que uno se propone.

Diego Cúmez   Xón, papá de los estudiantes, dijo sentirse agradecido con Dios y con las personas que están ayudando a sus hijos. “Lamentablemente solo pude pagar su bachillerato, ya que mi  trabajo como encargado de una congregación evangélica no me permite contar con muchos recursos.  Ahora Dios ha bendecido a mis hijos y nosotros como familia estamos contentos y agradecidos”.

Mario y Carlos Cúmez con parte de su familia. (Foto Prensa Libre: Édgar René Sáenz.

Wilma Barrera, coordinadora de la facultad de enfermería profesional  expuso que el caso ha trascendido a nivel mundial, debido a que la historia de los hermanos  circulo en las redes sociales y se hizo viral.

Refirió que esta historia muestra  que aunque la sociedad guatemalteca padece de limitaciones económicas, especialmente la niñez y juventud, los hermanos no se dejaron vencer y ahora se les ha abierto la oportunidad para concretar sus sueños.

Estudiantes de la Upana de Sololá participan en el homenaje a los hermanos Cúmez. (Foto Prensa Libre: Édgar René Sáenz.

Angela Rodas,  coordinadora de la universidad, extensión Sololá, fue la encargada de entregar oficialmente la documentación de las becas completas, para los hermanos Cúmez Calgua.

Antonio Meletz, estudiante de la Upana, dijo que es de admirar la actitud y ante todo la decisión valiente que tomaron éstos jóvenes. “Todos le tenemos miedo enfrentar los retos de la vida, pero ellos nos han mostrado que con esfuerzo se pueden lograr muchas cosas”, concluyó.