Señalan supuesta negligencia médica en deceso de mujer

El espíritu de servicio de Angelina Saloj Piló quedó truncado, luego de que una supuesta mala práctica médica en el hospital de Sololá causara su muerte y la del bebé que esperaba.

Angelina Saloj Piló murió cuando era trasladada a la capital. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj).
Angelina Saloj Piló murió cuando era trasladada a la capital. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj).

Saloj de 30 años y de profesión enfermera, era facilitadora de salud y estaba a cargo del Centro de Convergencia de la aldea Chaquijyá, Sololá, donde durante cinco años brindó servicio a la población.

La facilitadora murió el viernes último cuando era llevada al Hospital Roosevelt, en la capital, remitida por el Hospital Nacional  de Sololá, debido a supuestas complicaciones en el proceso de parto, aunque la familia afirma que hubo mala atención de parte del hospital del referido departamento.

Se informó que para el 12 de este mes estaba programada la cesárea, pero cuando Saloj llegó al hospital de Sololá, médicos afirmaron que aún faltaba tiempo para el parto y le dieron de alta; sin embargo, luego de 24 horas decidieron reprogramar la operación para este lunes, pero a causa de los dolores, la mujer regresó la madrugada del jueves recién pasado al referido nosocomio.

El complicado estado de salud, motivó a que la madre fuera trasladada hacia el Hospital Roosevelt, pero durante su traslado se complicó su cuadro clínico y falleció.

Familiares de la afectada trataron de obtener una respuesta, ya que también falleció el feto. Añadieron que en el hospital de Sololá nadie les brindó un informe exacto de lo ocurrido, por lo que  decidieron interponer una denuncia ante el Ministerio Público (MP).

Luego del proceso necesario, ambos cuerpos fueron entregados a parientes, quienes efectuaron el velatorio en la que fuera la casa de la fallecida y sepultaron los dos cadáveres en el cementerio de la aldea Chaquijyá, donde es originaria.

Sheyli Laparra, directora del Hospital Nacional de Sololá, manifestó que ella ordenó el traslado de Saloj, ya que el jueves pasado la mujer busco ayuda, pero el feto ya había fallecido. Afirmó que la fallecida padecía de presión alta y plaquetas bajas; además, sufrió un paro cardiovascular y respiratorio, lo que la causó la muerte.

Santiago Saloj Bixcul, familiar de la joven madre, dijo que lo sucedido le causa duda, ya que un médico de turno les llamó la atención y les indicó que su pariente estaba grave  y que no podía atenderla. 

Del caso están enterados la alcaldía comunitaria de la aldea Chaquijyá y autoridades de la Municipalidad Indígena, que pidieron al MP comenzar con las investigaciones correspondientes, debido a que en el embarazo no se logró controlar la mujer padecía enfermedades y se tenía que salvar las dos vidas.

Carlos Palax, otro familiar, manifestó que a pesar de tratarse de una facilitadora en salud, no recibió mayor atención; resaltó que hubo negligencia médica, ya que se había programado una cesárea y luego fue reprogramada.