Crece temor por percances viales en Cuatro Caminos

Vecinos y comerciantes de la  aldea  Cuatro  Caminos, San Cristóbal Totonicapán,   ven con preocupación cómo el número de accidentes de tránsito en esa vía va en aumento sin que las autoridades le presten atención al problema, a pesar de que, en lo que va del año,  han muerto 11 personas.

En la mayoría de percances ocurridos en Cuatro Caminos se han visto involucradas unidades del transporte pesado. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
En la mayoría de percances ocurridos en Cuatro Caminos se han visto involucradas unidades del transporte pesado. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

De acuerdo con los Bomberos Voluntarios, en los últimos siete años  han muerto 42 personas  y  117 más han resultado  heridas en  accidentes viales, en Cuatro Caminos, km 187.5 de la ruta Interamericana.
 Los afectados aseguran que los percances ocurren debido a la ubicación de la carretera  y sus  intersecciones, y por la irresponsabilidad de pilotos de  buses  y camiones  que conducen a excesiva velocidad.
“Esperamos que las autoridades de gobierno hagan algo por nosotros, porque aquí arriesgamos  nuestras vidas y la de nuestros hijos”, señaló Sebastiana Chávez, quien perdió a su madre hace nueve años en uno de esos sucesos.
“La situación se ha tornado difícil. En lo que va del año van cuatro accidentes fatales; la mayoría, causados por transporte pesado ”, relató Carlos Mejía, presidente del Comité de Comerciantes de Cuatro Caminos, Vendedores Ambulantes y Puestos Fijos.

Preparan documento

En busca de una solución, los comerciantes presentarán un documento  en el que exigen a las autoridades que pongan fin a   la problemática, que ha enlutado a varias   familias.
“Solicitamos que los tráileres circulen por el lugar únicamente de noche. Otra solución que proponemos es que el transporte pesado utilice el desvío que se construyó a dos kilómetros del lugar, y  que se construya una rampa de emergencia para vehículos con fallas en el sistema de frenos”, señaló Mejía, quien recordó que hace más de 30 años les ofrecieron un viaducto, pero el proyecto no se concretó.
“Hasta ahora nadie nos ha dado una solución. Después de un accidente todos se preocupan, pero pasan los días y  se olvidan del asunto”, criticó.
Lea la nota completa en la edición impresa de Prensa Libre, o adquiérala aquí.

Los comentarios están cerrados.

2