Caso Melissa Palacios: vinculada con el crimen hace transmisión en vivo desde la cárcel y esto dicen las autoridades

María Fernanda Bonilla Archila, detenida por su presunta participación en el crimen contra Melissa Palacios en Zacapa, habla del caso en una transmisión en redes sociales y asegura que al final se conocerá que no tuvo nada que ver con el caso.

Publicado el
Melissa Alejandra Palacios Chacón, de 21 años, desapareció el 4 de julio de 2021 en Zacapa. Ese mismo día fue encontrada sin vida. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Melissa Alejandra Palacios Chacón, de 21 años, desapareció el 4 de julio de 2021 en Zacapa. Ese mismo día fue encontrada sin vida. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

Pese a que por ley el uso de teléfonos celulares está prohibido en las cárceles del Guatemala, constantemente en requisas se decomisan este tipo de aparatos a los reclusos, y prueba de que los privados de libertad siguen teniendo acceso a este tipo de aparatos fue una transmisión en redes sociales que hizo desde la prisión la mujer que está vinculada al crimen contra Melissa Alejandra Palacios Chacón. 

En redes sociales se difundieron una serie de videos en donde María Fernanda Bonilla Archila, quien junto a José Luis Marroquín Ovalle son los principales sospechosos del asesinato de la joven, hizo una transmisión en vivo desde la cárcel de Zacapa. 

La transmisión en vivo se hizo desde la cuenta bossnanditaba15 y según esta había un promedio de 45 personas conectadas a esta.  

María Fernanda Bonilla Archila interactúa con una amiga y habla de la familia de la fallecida, de cómo va el proceso y asegura que saldrá librada del caso.  

Bonilla menciona que su reciente audiencia no se llevó a cabo porque “la mamá de la finada Melissa Palacios no se presentó porque estaba mala” y por eso no le pudieron dar medidas el viernes pasado y por eso la trasladaron para el lunes. 

La amiga le consulta que qué tenía que ver la mamá de Melissa en la audiencia, y ella responde que como es la parte pidiente tenía que estar en la audiencia, pero no llegó.  

Bonilla señala que los delitos por los que ella está procesada tienen medida sustitutiva y por eso ella quería que se llevara a cabo la audiencia.  

También recuerda el incidente que ocurrió cuando el juez cambió los delitos a los procesados, de asesinato a homicidio en estado de emoción violenta y el desalojo que la Policía hizo a familiares de la víctima, pues estaban protestando por la medida del juzgador.  

Bonilla dijo que ese incidente se dio porque la familia de Melissa se enojó por el cambio de delito y afirmó que ellos quieren que las cosas se hagan a su manera y no puede ser así.  

“Ello dicen que compramos los jueces. ¿A todo juez vamos a comprar ahora? Porque todos dicen – los familiares de la víctima- que están vendidos”, menciona Bonilla en la transmisión en vivo.    

También bromea con que la familia lo que ha de querer es que el caso lo manden a Dubai, Francia o Estados Unidos.  

La amiga bromea diciéndole a Bonilla que si trasladan el caso a esos países, que la involucre en el crimen para que se la lleven y la sindicada responde que cómo la van a culpar de algo que ella no hizo.  

Bonilla también dice que las cosa se darán a su tiempo y que todo va a fluir.  

La sindicada también se refiere a la forma en la que las trasladan de la cárcel a las audiencias, pues dice que van muchas patrullas y policías y que cierran las calles aledañas a juzgados por el caos que según ella arman los familiares de Melissa.  

La amiga también hizo referencia a los incidentes en donde supuestamente la familia de Melissa agredió a Bonilla el día del cambio de delito y ella responde que a ella no la agredieron, sino que a José Luis Marroquín Ovalle, quien cayó preso junto a ella.  

“Para nosotros mejor que nos golpeen, porque allí los van conociendo a ellos. Entonces mejor que hagan su show. Ya los conocieron por showceros (Sic)”.  

Le puede interesar: Pedro Brolo no continuará como ministro de Relaciones Exteriores y el 1 de febrero se nombrará a su sucesor

Bonilla afirma que la mamá de Melissa Palacios no se presentó a la audiencia, puesto que quiere retrasar el proceso y ganar tiempo.  

Insistió que la familia de Melissa ya no puede hacer nada por el caso y que por eso ellos han pedido constantes cambios de juez, lo que han logrado, pero todo el proceso sigue.  

También hace referencia a que la familia de la víctima la señala a ella de comprar a los jueces y ella responde en tono de broma que ni que tuviera tanto dinero.  

Lea además: El momento en el que la PNC empuja vehículos para habilitar un carril en el puente Castillo Armas

Añade que la familia de Melissa la han tratado de difamar y que confía en que en los tribunales se aclarará todo.  

Requisan cárcel 

La Dirección General del Sistema Penitenciario fue consultada sobre los videos que se difundieron en redes sociales, y respondieron que derivado de eso se activaron los protocolos de seguridad correspondientes y en requisa realizada se ubicó un celular destruido, procediendo también a gestionar las acciones correspondientes ante la Policía Nacional Civil.  

El caso 

Melissa Alejandra Palacios Chacón, de 21 años, desapareció el 4 de julio de 2021 en Zacapa. Ese mismo día fue encontrada sin vida. 

En el caso, el Ministerio Público señaló a María Fernanda Bonilla Archila y José Luis Marroquín Ovalle como los principales sospechosos del asesinato de la joven. Ambos fueron capturados el 25 de agosto y ligados a proceso el 9 de septiembre. 

El 7 de diciembre de 2021, los dos señalados por la muerte de la joven Melissa Palacios fueron beneficiados con el cambio de delitos, por lo que familiares criticaron la resolución, pues temían queden en libertad. 

El 13 de enero de 2022, el juez de Primera Instancia Penal de Zacapa, José Maximino Morales González, informó que ya no seguirá a cargo del caso que se sigue por el asesinato de Melissa Alejandra Palacios Chacón. 

Según el acta de resolución otorgada por la Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones de Zacapa, el juez Morales se excusó del caso al indicar que familiares de la víctima habían dañado su honorabilidad por los pronunciamientos que ellos habían dado en los medios de comunicación. 

Ahora el caso estará a cargo de la jueza B, Sandra Patricia Mejía Esquivel.