Vecinos de tres comunidades se quedan sin agua entubada a causa de la lluvia

Unas mil 500 familias de tres comunidades de Zacapa se quedan sin agua entubada.

Vecinos de tres comunidades de Zacapa se quedaron sin servicio de agua debido a daños en la tubería de conducción. (Foto Prensa Libre: Wilder López)
Vecinos de tres comunidades de Zacapa se quedaron sin servicio de agua debido a daños en la tubería de conducción. (Foto Prensa Libre: Wilder López)

Las fuertes lluvias del fin de semana dañaron la tubería de conducción de agua de las aldeas Majada, Maguey y el Terrero, en la cabecera de Zacapa, por lo que unas mil 500 familias se quedaron sin el vital líquido, informaron los afectados.

De acuerdo con los vecinos, la tubería que les lleva el agua hasta sus casas se ubica a la orilla de un riachuelo, cuyo caudal aumentó y les causó daños. Este lunes 25 de mayo, los vecinos intentan reestablecer el servicio; sin embargo, los daños son considerables y no saben cuánto tiempo les tomarán los trabajos.

Juan Molina, alcalde comunitario de El Maguey, indicó: “no se esperaba lo que sucedió y trabajamos para reparar la tubería que se dañó por la lluvia”.

Agregó que tratan de recuperar parte de la tubería, la cual retiran del lugar para evitar que sea arrastrada por la corriente.  “La tubería es cara, cada tubo de seis metros cuesta Q475. Debemos estar unidos para arreglar los daños”.

Sayda Molina, otra vecina de El Maguey, lamentó lo ocurrido, pues los daños son considerables y no se tienen claro cuánto tiempo llevarán las reparaciones. “Esperemos que se pueda arreglar para que volvamos a tener agua”, agregó.

Vecinos de las aldeas Majada, Maguey, el Terrero, en la cabecera de Zacapa, reparan los daños en la tubería de agua. (Foto Prensa Libre: Wilder López)

No lo esperaban

Algunos residentes dicen que no se esperaban que la lluvia dañara la tubería, pues esa región es parte del Corredor Seco y no llueve con intensidad.

“Es lamentable la situación que se vive en el área rural, primero porque somos parte del Corredor Seco, donde por falta de lluvia no hay producción agrícola y tampoco fuentes de trabajo”, dijo Jesús García, alcalde comunitario de El Terrero.

“Ahora vuelve la esperanza de un buen invierno, pero viene la preocupación de deslaves y destrucción a causa del crecimiento de los ríos, como los problemas que hoy sufrimos”, dijo García.

Daños en vivienda

Debido a las fuertes lluvias, la casa de Mirta Luz Sosa Portillo, de 74 años, fue dañada por una correntada, en la aldea Chispán, Estanzuela, Zacapa.

“No me encontraba en mi casa porque el viernes decidí irme a donde mi hermana a pasar el toque de queda, y me avisaron que mi casa se había destruido por la lluvia, pero vecinos rescataron lo poco que pude encontrar”, dijo Sosa.

Según Sosa, reconstruir su vivienda le será complicado, porque vive sola y no tiene trabajo, por lo que espera que vecinos y autoridades la apoyen a salir adelante.

La casa de Mirta Luz Sosa Portillo quedó con daños luego de un fuerte aguacero en la aldea Chispán, Estanzuela, Zacapa. (Foto Prensa Libre: Wilder López)

En alerta

La Coordinara Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó que a escala nacional hay 10 mil 51 puntos de riesgo de deslizamientos, inundaciones y derrumbes.

El Insivumeh informó que se monitorea un área amplia de baja presión en el océano Pacífico al sur de las costas de Centroamérica, la cual tiene la posibilidad del 40% de intensificarse a depresión tropical en los próximos cinco días.

Según el pronóstico, este fin de semana estaría frente a las costas del Pacífico de Guatemala, lo que favorecerá nublados con lloviznas y lluvias. Los mayores acumulados se pronostican del sur al centro del país.