Coronavirus | El Gran Premio de Australia de F1 es anulado

El Gran Premio de Australia, que iba a disputarse este fin de semana en Melbourne, fue anulado debido a la pandemia de coronavirus, lo que aplaza el comienzo del campeonato mundial de Fórmula 1.

Publicado el
La escudería McLaren anunció que no correría en Australia por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: EFE)
La escudería McLaren anunció que no correría en Australia por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: EFE)

Después de largos debates entre los equipos, los organizadores, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y las autoridades locales se ha anunciado la cancelación de la carrera el viernes por la mañana, justo antes del inicio de los primeros ensayos libres.

Fue el anuncio del primer ministro del estado de Victoria, donde se encuentra Melbourne, de prohibir el acceso del público al circuito debido a “imperativos de salud pública” lo que parece haber pesado en la decisión.

Durante una reunión el jueves por la noche, la mayoría pero no la integridad de las partes (organización de la carrera, promotor de F1, Federación Internacional del Automóvil y responsables de las escuderías) estaba de acuerdo en optar por la anulación, según una fuente consultada por la AFP. Pero tras varias horas de discusión no se había anunciado una decisión oficial.

Esta anulación fue precedida horas antes por el anuncio de que un miembro del equipo McLaren dio positivo por coronavirus y por la decisión de esta escudería de no participar en el Gran Premio.

McLaren, que terminó 4º del Mundial de constructores el año pasado, indicó haber tomado su decisión “por el bienestar no solo de los empleados de McLaren F1 y sus patrocinadores, sino también por el de sus rivales, los aficionados de la Fórmula 1 y del conjunto de sus participantes”.

La presencia en Melbourne de los diez equipos de F1, de sus 20 pilotos y de centenares de empleados había suscitado un cierto rechazo, del que dio muestra el séxtuple campeón del mundo y vigente campeón Lewis Hamilton.

“Estoy muy, muy sorprendido de que estemos aquí”, declaró el piloto británico durante una rueda de prensa. “Está bien que haya carreras automovilísticas, pero para mí es chocante que estemos todos aquí sentados en esta estancia”, lanzó.

“Veo a la gente dedicarse a sus ocupaciones como si todo fuese normal, pero no es ese el caso”, estimó el piloto de Mercedes, que tratará de conquistar este año un séptimo título mundial, lo que le permitiría empatar con el legendario Michael Schumacher.