La gimnasta estadounidense Simone Biles se estrena en Tokio 2020 con una espectacular rutina

Simone Biles, una de las participantes más esperadas en los Juegos Olímpicos de Tokio, debutó este domingo en el pabellón Ariake en el ejercicio de suelo, aparato en el que no ha perdido ni una competición desde el año 2013.

Publicado el
Simone Biles al terminar su presentación. Foto Prensa Libre: (Twitter @TeamUSA)
Simone Biles al terminar su presentación. Foto Prensa Libre: (Twitter @TeamUSA)

Biles defiende en la capital japonesa los títulos olímpicos por equipos, individual absoluto, de suelo y de salto.

Hizo cuatro series acrobáticas de alta dificultad, la primera de ellas con el triple doble que lleva su nombre, y en la tercera de ellas rebotó con los dos pies fuera del cuadrilátero, incluso de la plataforma elevada que lo sostiene. Fue penalizada con tres décimas.

Recibió la nota con gesto serio, más aún del que mostraba al entrar en el gimnasio. Sus 14,133 fueron peores que los 14,166 de la italiana Vanessa Ferrari en la sesión matinal.

Salto, asimétricas y barra serán, por ese orden, sus siguientes aparatos en esta jornada de su estreno en Tokio.

En la ronda de clasificación por equipos, la gimnasta texana compite acompañada por Sunisa Lee, Grace McCallum y Jordan Chiles.

Dos estadounidenses más, Mykayla Skinner y Jade Carey, cuentan además con plaza para disputar solo las medallas individuales.

Hasta la participación de Estados Unidos, es Rusia el equipo que lidera la general en la ronda de clasificación. Los ocho mejores al término de la jornada pasarán a la final del martes 27.