Aldana y Hess a trabajar desde cero

La sensación que provoca la brisa en sus rostros, mientras navegan en nombre de Guatemala, es indescriptible. La pasión por su deporte los ha llevado a experimentar aventuras alrededor del mundo, y el 2017 se prevé como un episodio emocionante, juntos por primera vez.

El objetivo de Andrea y Jason es asegurar su pase a Tokio 2020. (Foto Prensa Libre: Cortesía Aldana y Hess)
El objetivo de Andrea y Jason es asegurar su pase a Tokio 2020. (Foto Prensa Libre: Cortesía Aldana y Hess)

Aldana y Hess dejarán las categorías en las que crecieron en la navegación a vela, para enfrentar juntos una nueva aventura en búsqueda de Tokio 2020.

Andrea Aldana y Jason Hess cierran este año de “transición y aprendizaje” con grandes aspiraciones para los meses que se aproximan y con el objetivo de prepararse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, evento que se ha convertido en el motor de sus sueños.

Aunque se conocen desde hace casi 12 años, esta será la primera vez que trabajen juntos, y lo harán en la clase Nacra 17, una categoría que es olímpica desde los juegos de Río 2016.

Aldana nació como deportista en la clase láser radial y representó a Guatemala en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, mientras que Jason Hess está acostumbrado a navegar en Hobie Cat 16, clase que no es olímpica, por lo que decidieron formar equipo y tener un nuevo comienzo como dupla en la nave que diseñaron Morrelli y Melvin en el 2011.


La emoción por este nuevo reto es latente. Los naveganes guatemaltecos están conscientes del esfuerzo que tienen que entregar día tras día para soñar con la próxima cita olímpica.

El proceso comenzará con un campamento en Italia y una gira europea, en la que los atletas esperan familiarizarse en la vela y tomar fuerza.

“Las maniobras cambian por completo”, explicó Hess, quien ganó la medalla de oro junto a Irene Abascal, en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, en la modalidad de Hobie Cat 16.

El Nacra 17 es un barco catamarán, con dos cascos paralelos de igual tamaño. “Llega un momento en el que ya no se toca el agua; es como que el barco va volando”, explica el campeón panamericano.

La primera oportunidad para poder buscar el pase a Tokio 2020 la tendrán en agosto del 2018, en el Test Event que se disputará en Dinamarca y es el objetivo y por el  cual trabajarán  los exponentes nacionales.

“El no haber clasificado a Río 2016 fue difícil para mí. Estuve muy triste, pero eso me motivó a cambiarme de clase y ahora trabajar con Jason, por un nuevo objetivo. Yo creo que los planes de Dios son perfectos para todos, así que lo tomo por el lado bueno, porque si hubiera ido a Río, tal vez no estaría aquí, con Jason, pensando en Tokio”, aseguró Aldana.

La atleta, de 27 años, concluyó en el puesto 32 en las justas de Londres y en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayaguez 2010 conquistó la presea de bronce, en la clase láser radial.

Para los juegos de Río de Janeiro el único velerista que representó los colores nacionales fue Juan Ignacio Maegli en clase láser y concluyó en el noveno puesto.