Alfredo Flores con las horas contadas en la Federación Nacional de Ciclismo

Haciendo uso del último recurso que le queda, Alfredo Flores, quien fue suspendido en noviembre del 2014 de sus funciones como presidente de la Federación Nacional de Ciclismo de Guatemala, busca revocar una vez más, a través de la Comisión Pesquisidora —nombrada por la asamblea de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG)—, el fallo impuesto por el tribunal de honor del mismo ente.

Publicado el
Alfredo Flores —primero a la izquierda— y Thelma Macz, con su abogado, durante la audiencia de ayer.
Alfredo Flores —primero a la izquierda— y Thelma Macz, con su abogado, durante la audiencia de ayer.

Ayer, con esa idea, se presentó a la audiencia ante dicha comisión, integrada por Giovanni Rueda —presidente de la Federación Nacional de Boliche—, Guillermo Barillas —beisbol— y Verónica Monzón —levantamiento de pesas—.

A la cita, que tuvo lugar en uno de los salones del tercer piso del Palacio de los Deportes, también acudieron la demandante Thelma Analy Macz —presidenta de la Asociación de Alta Verapaz, que fue desafiliada del ciclismo en el 2014— y su abogado, Jorge Mayén.

Flores esquivó en todo momento la cámara y el micrófono de Tododeportes, por lo que no fue posible obtener su opinión sobre el proceso que afronta.

“Fue una cita para expresar y argumentar sobre el caso”, comentó Rueda tras la audiencia que duró dos horas y media.

“De acuerdo con los autos presentados en su momento y el fallo del Tribunal de Honor, esperamos que se ratifique la sanción”, dijo el abogado de Macz.

La tercera y la vencida

Los últimos años de su gestión han estado empañados por señalamientos sobre falta de apoyo a ciclistas de algunas de las asociaciones departamentales, además de hechos fuera de sus atribuciones.

En el 2008, el mismo Tribunal sentenció a Flores con tres años de suspensión de sus funciones, y en el 2013, con un año, pero en su momento la asamblea de la CDAG le dio el respaldo.

En esta ocasión, el Tribunal falló a favor de la denuncia de Macz, al encontrar la duplicidad de contrato de Dina Miranda en el ente, quien al tiempo que era asesora financiera contable fue nombrada gerente administrativa.

El mencionado ente absolvió al resto de su comité ejecutivo al señalar que Flores actuó sin el acuerdo de los integrantes de este.