Ronaldo, Bale, Pogba y Müller se preparan para el día del juicio final

El portugués Cristiano Ronaldo contra el galés Gareth Bale por un boleto en Lyon para la final y el francés Paul Pogba contra el alemán Thomas Müller por el otro en Marsella.

Publicado el
Cristiano Ronaldo es el líder ofensivo de Portugal, que enfrentará mañana a Gales en las semifinales de la Eurocopa 2016 (Foto Prensa Libre: AFP)
Cristiano Ronaldo es el líder ofensivo de Portugal, que enfrentará mañana a Gales en las semifinales de la Eurocopa 2016 (Foto Prensa Libre: AFP)

Las grandes estrellas de la Eurocopa 2016 se preparan este martes para el día del juicio final y sin duda serán ellas las que inclinen la balanza en una etapa crucial y sin margen de error, después de un torneo gris en el que necesitan de una vez por todas brillar.

Su influencia es enorme y nadie lo duda. De sus pies puede salir el billete para la gran final del próximo domingo en el Stade de France, cambiando todo en un minuto. Pero esta Eurocopa ha mostrado también el empuje que provocan dentro de sus equipos, cuando no están iluminados pero hacen reaccionar a sus compañeros por lo que destellan.

Gareth Bale y Cristiano Ronaldo se hicieron grandes no sólo con talento, sino también por su mentalidad. Al menos eso es lo que piensa el seleccionador de Gales, Chris Coleman, quien este martes elogió a los compañeros del Real Madrid por sus encantos fuera de la cancha.

“El talento es una gran distracción y no es suficiente. Cristiano Ronaldo tiene actitud y motivación, igual que Bale tiene esa mentalidad”, añadió.

“La clave para ganar el partido es realizar bien nuestro plan y concentrarnos en nosotros mismos. No creo que sea necesario que Gareth nos diga algo sobre Cristiano Ronaldo. Lo hemos visto lo suficiente”, contó.

“Ellos tienen un jugador así pero nosotros tenemos otro, por lo que se verá un lucha interesante en el partido”, añadió Coleman.

Sin embargo, su homólogo portugués Fernando Santos intentó quitar peso a esa lucha que seguramente desequilibrará la balanza para el que entre mejor en juego y tal vez le de muchos puntos en la carrera por el Balón de Oro, según los especialistas.

“No creo que Cristiano Ronaldo y Bales juegue por el Balón de Oro en este partido, sino por llegar a la final. Eso es mucho más importante para el equipo”, afirmó Santos, quien siempre ha defendido a su capitán pese al flojo nivel mostrado y al trabajo diferente que hace con la Selección en comparación a la función estelar en el Real Madrid, acabando jugadas que le sirven Modric, Toni Kross o el propio Bale.

De paso, Santos dejó una duda que hará dormir mal a los hinchas lusos, aunque no a él, por lo declarado, cuando evitó confirmar la presencia del central Pepe, uno de los mejores del once luso en el torneo.

“No voy a responder si va a jugar o no. Voy a dormir tranquilo porque hay dos buenos defensores centrales que podrían eventualmente sustituirlo. Si Pepe está al cien por cien estará en el equipo”, aseveró.

Sed en Marsella

En tanto, la Mannschaft y los Bleus tendrán un día más para prepararse para un clásico europeo de alto voltaje que definirá al segundo finalista en Marsella, donde ya confirmó que no estará la canciller Angela Merkel, indicó este martes una de sus portavoces, porque “tiene otros compromisos”.

Uno de los niños mimados de Merkel siempre ha sido Müller, el atacante que todavía no puede romper el maleficio de marcar en una Eurocopa, a pesar de que ha sido gran estrella de la Mannschaft en los Mundiales de Sudáfrica 2010  (5 goles) y Brasil 2014 (5).

“No he marcado, pero no me enfado por ello. Mi combustible es la sed de victorias, mi sed de lograr grandes cosas con el equipo. Llegamos a la competición como campeones del mundo y encadenar dos títulos internacionales es algo que otros equipos han hecho, pero no es fácil”, apuntó el atacante del Bayern Múnich.

La Mannschaft, que sufrirá las bajas de Mats Hummels por suspensión, y Sami Khedira y Mario Gomez por lesión -Bastian Schweinsteiger no se entrenó este martes y sigue en duda-, dependerá más que nunca de la inspiración de Müller, de cuya transparencia parece haberse contagiado el once de Joachim Löw en esta Eurocopa.

En Francia, después de la goleada 5-2 contra Islandia, el equipo de Didier Deschamps parece confiado en su fuerza, y en especial en la de su armador Paul Pogba, que logró por fin liderar de gran forma a los Bleus a semis, incluso anotando su primer gol en el torneo.

Alain Giresse, as de Francia en los ochenta, dijo este martes que “vimos como Pogba ha vuelto a encontrar la simplicidad, una posición nueva que lo favorece, con un registro en el medio más trabajador que le va bien, y con una salida técnica realmente impresionante”, estimó. Si repite, Francia puede ser finalista de su Eurocopa.