Atlético de Madrid jugará contra Beitar de Jerusalén con malestar palestino

El Atlético de Madrid viajará el lunes a Israel para disputar un partido amistoso el día siguiente con el Beitar de Jerusalén, que se prevé polémico por las demandas de la Asociación de Fútbol palestina, que le ha pedido que no lo dispute por la política israelí sobre el este ocupado de la Ciudad Santa.

El Atlético de Madrid jugará un partido en medio de la polémica. (Foto Prensa Libre: Atlético de Madrid)
El Atlético de Madrid jugará un partido en medio de la polémica. (Foto Prensa Libre: Atlético de Madrid)

El presidente de la entidad, Yibril Rayub, envió hace días una carta al consejero delegado de los colchoneros, Miguel Ángel Gil Marín, a quien expresó su “preocupación” por el hecho de que el equipo español, “uno de los clubes extranjeros más famosos, queridos y respetados en Palestina”, juegue en Jerusalén con el Beitar, “bien conocido por sus posiciones racistas”.

“Estamos seguros, ustedes desconocen la situación legal que afecta a la ciudad de Jerusalén”, añade Rayub, e insiste, la parte oriental de la urbe, reclamada por los palestinos como capital de su futuro estado, se encuentra ocupada y anexionada unilateralmente por Israel.

Para la vicepresidenta de la asociación, Susan Shalabi, “los israelíes están tratando de enviar un mensaje al mundo usando la popularidad de un equipo como el Atlético”, y tras el traslado de la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén hace un año, “comenzaron a organizar una mayor cantidad de eventos culturales y deportivos para normalizar la anexión de la parte este” de la ciudad.

Lee también: Lewandowski es pretendido por el PSG y Manchester United

“Intentamos que el Atlético vea que está siendo usado políticamente para normalizar y encubrir una anexión ilegal”, declara Shalabi a Efe, y asegura, si los colchoneros disputan finalmente el partido, el amistoso será interpretado “como un reconocimiento de la soberanía israelí sobre toda la ciudad”.

Además, agrega, el Estadio Teddy (en la parte occidental de la Ciudad Santa), terreno de juego del Beitar de Jerusalén donde se disputará el partido, “está construido sobre la aldea palestina destruida de Al Malha, “quemada y derrumbada” durante la Guerra Árabe-Israelí de 1948-1949.

Las presiones de la Asociación de Fútbol palestina, que también envió una misiva de rechazo al partido al ministro español de Cultura y Deporte, José Guirao, se suman a las del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a Israel, que ha pedido por carta al Atlético que no juegue el amistoso por las políticas israelíes sobre los territorios palestinos ocupados.

Además, se suceden tras la cancelación en junio de 2018 del partido amistoso entre la selección de Argentina e Israel, con los argentinos que anularon en el último momento su encuentro previsto en Jerusalén tras las presiones palestinas.

Contenido relacionado

> El Real Madrid vuelve a ser el club más valioso del mundo

> El presidente del Barcelona afirma que Valverde “es el entrenador que queremos”

> Real Madrid y Barcelona, la guerra de las galaxias en los traspasos