El clásico da paso a un pulso de doce jornadas

El clásico ganado por el Real Madrid que le devolvió el liderato de la Liga española da inicio a un mano a mano de doce jornadas del equipo blanco con el Barcelona con un solo punto de diferencia.

Publicado el
 El defensa del Real Madrid Daniel Carvajal (i) lucha con Anssumane Fati, del FC Barcelona. (Foto Prensa Libre: EFE)
El defensa del Real Madrid Daniel Carvajal (i) lucha con Anssumane Fati, del FC Barcelona. (Foto Prensa Libre: EFE)

El calendario parece más fácil para el conjunto de Zinedine Zidane, aunque falló más ante equipos menores que con grandes rivales, que para los de Quique Setién que tienen duelos ante equipos que pelean por puestos de ‘Champions’ como Real Sociedad, Sevilla y Atlético de Madrid.

Real Madrid y Barcelona decidirán la Liga en las doce jornadas finales, con 36 puntos en juego y el mismo número de encuentros, seis, en el Santiago Bernabéu y el Camp Nou que de visitantes. Para los de Zidane jugar en casa no ha sido garantía de éxito y ha sido más fiable el equipo azulgrana en su estadio.

Hasta cuatro empates cedió el conjunto madridista en el Bernabéu ante rivales como Real Valladolid, Real Betis, Athletic Club y Celta de Vigo. Es más fuerte en casa el conjunto azulgrana, que lo ganó todo salvo el clásico contra el Real Madrid.

De visitantes los papeles se intercambian. La fuerza del Real Madrid (25 puntos de 39 posibles) contrasta con la debilidad mostrada por el Barcelona (18 puntos) con cinco derrotas frente a Athletic, Granada, Levante y Valencia antes de caer en el clásico. Sumados a los empates ante Osasuna, Real Sociedad y Espanyol sería el factor clave de la pérdida de la corona liguera si no remonta en la clasificación.

En los menos de tres meses de competición que quedan hasta el final de la Liga, al equipo de Zidane le espera una salida exigente inmediata, ante el Real Betis, y también rendirá visita a equipos de la zona de descenso que se juegan la permanencia o pueden incluso estar descendidos cuando llegue el encuentro como Espanyol y Leganés, ante el que cerrará el campeonato en Butarque.

En el Bernabéu los encuentros ante Valencia, Getafe y Villarreal son los de mayor exigencia.

Un factor a tener en cuenta en el pulso es lo que ocurra en la Liga de Campeones. El desgaste puede ser mayor para el Barcelona, que tiene encarrilado su pase a cuartos de final tras empatar en Nápoles y con una plantilla corta. Más difícil lo tiene el Real Madrid, al borde del precipicio y obligado a remontar al Manchester City. Si cae eliminado tendrá todas sus esperanzas y fuerzas puestas en la Liga.

A los de Setién les espera un calendario exigente. La nueva persecución la inicia recibiendo en el Camp Nou a un equipo de moda en Primera como la Real Sociedad. Su firmeza como local también la desafiará el Atlético de Madrid, mientras que está obligado a mejorar de visitante con salidas tan complicadas como la del Sánchez Pizjuán y el Estadio de la Cerámica. Acaba la Liga en Mendizorroza.