El presidente del Istanbul BB pide excluir de por vida al árbitro rumano por acto racista

La Uefa, mientras tanto, mantiene abierta una investigación sobre lo sucedido en el juego entre el PSG e Instanbul BB.

Publicado el
El árbitro rumando Sebastian Coltescu está en el ojo del huracán por un posible acto de racismo. Foto Prensa Libre: AFP.
El árbitro rumando Sebastian Coltescu está en el ojo del huracán por un posible acto de racismo. Foto Prensa Libre: AFP.

El presidente del Basaksehir turco pidió este diez de diciembre la “exclusión de por vida” del árbitro rumano acusado de comentarios racistas durante el partido de Liga de Campeones contra el PSG el ocho de diciembre recién pasado. Llamó “el señor negro” al asistente técnico del equipo turco.

“Este tipo de árbitros deberían ser expulsados de por vida”, declaró Göksel Gümüsdag, citado por medios turcos, antes de que su equipo abandonara la capital francesa con dirección a Estambul. “Debe tener una sanción ejemplar”, argumentó.

“El 8 de diciembre pasará a la historia mundial como un día de resistencia contra el racismo”, añadió.

Deseando sancionar al entrenador asistente del Istanbul -Basaksehir-, el camerunés Pierre Achille Webó, con una tarjeta roja por protestar, el cuarto árbitro rumano Sebastian Coltescu se había referido a él dirigiéndose al árbitro principal como “el negro” en rumano (“negru”), provocando la ira de ambos equipos, que abandonaron el terreno de juego como protesta.

Pierre Achille Webo, aistente técnico del Istanbul Basaksehir, acusó al cuarto árbitro, Sebastian Coltescu, de haberse referido a él como el “señor negro”. Foto Prensa Libre: EFE

La Uefa, el órgano rector del fútbol europeo, anunció que iniciaría una “investigación en profundidad” sobre las acusaciones de racismo contra el árbitro rumano.

El partido se detuvo con 0-0 en el minuto 14 y se reanudó el miércoles desde ese momento, con un nuevo equipo arbitral. El París SG, que ya estaba en octavos de final, se impuso por 5-1.