El PSG y Neymar pierden la Copa en penaltis; Mbappé es expulsado por una terrible falta

El Rennes se proclamó campeón de la Copa de Francia por primera vez desde 1971 al vencer en la tanda de penaltis (6-5, 2-2 en el tiempo reglamentario) al París Saint-Germain, que venía de conquistar las cuatro últimas ediciones de esta competición.

El astro brasileño Neymar anotó un gol y asistió, pero fallaron en los penaltis. (Foto Prensa Libre: EFE)
EFE/EPA/IAN LANGSDON
El astro brasileño Neymar anotó un gol y asistió, pero fallaron en los penaltis. (Foto Prensa Libre: EFE) EFE/EPA/IAN LANGSDON

Esta derrota pone el punto y final a una temporada desastrosa de los parisinos. Llamados a metas más ambiciosas, levantar tan solo la Ligue 1 sabe a poco, especialmente tras su pobre actuación en la Liga de Campeones.

No obstante, todo indicaba que la final iba a ser un paseo militar de los capitalinos gracias a los goles de los brasileños Dani Alves (13) y Neymar (21) en la primera parte.

Sin embargo, un gol de Presnel Kimpembe (40, en propia meta) dio esperanzas a los bretones y acabarían empatando por medio de un remate de cabeza del mozambiqueño Mexer (66).

El marcador no se movió en la prórroga pese a las buenas ocasiones de las que dispuso el PSG y, previa expulsión de Kylian Mbappé por una fea entrada, los bretones se impondrían en la tanda de penales por 6-5 una vez el joven Christopher Nkunku disparó por encima del travesaño.

Con esta victoria el Rennes vuelve a saborear un título por primera vez desde 1971, cuando levantó precisamente la Copa de Francia.

El PSG da por finalizada una campaña en la que estaba llamado a pelear por todo y que al final acabó en casi desastre. El entrenador Thomas Tuchel solo ha podido conquistar el campeonato francés, cayendo en octavos de la Champions contra un inferior Manchester United y en los cuartos de final de la Copa de la Liga frente al Guingamp.

Mbappé, expulsado

Nada más comenzar los 30 minutos suplementarios el uruguayo Edinson Cavani reemplazó a Julian Draxler y los campeones de Francia ya tenían en el césped a su trío mortal Neymar-Cavani-Mbappé.

Precisamente fue el joven astro francés, después de varias intentonas peligrosas del PSG, quien tuvo la ocasión más clara de la prórroga al estrellar un disparo en el palo.

El campeón del mundo con Francia protagonizó la imagen fea del partido al propinarle una dura patada a la altura de la rodilla a Damien da Silva que le costó la expulsión a tres minutos de finalizar la prórroga.

Sin tiempo para más los penaltis se convirtieron en los jueces de la contienda. El nivel de acierto de los lanzadores en los cinco primeros disparos fue absoluto y hubo que llegar al sexto para que Nkunku la mandara fuera y estallara la celebración en el lado rojinegro del Stade de France.

Contenido relacionado

> Zidane: “Neymar y Hazard podrían jugar juntos. El Real Madrid cumple los sueños de los jugadores”

> Kylian Mbappé, el tiburón hambriento que llevó al PSG al título

> Vinicius: “Quiero jugar al lado de Neymar, es mi ídolo”