En qué consiste la apuesta ganadora del Barcelona femenino (y por qué algunos usuarios bromearon con Messi)

Sin fichajes este año, con un grupo que ha madurado en el aspecto físico y que juega de memoria un futbol total: La seductora apuesta del Barcelona femenino ha resultado ganadora, con la conquista de su primera Champions, el domingo con una exhibición ante el Chelsea (4-0).

Publicado el
Las jugadoras del Barcelona ganaron frente al Chelsea la primera Champions del equipo en la historia. (Foto Prensa Libre: AFP)
Las jugadoras del Barcelona ganaron frente al Chelsea la primera Champions del equipo en la historia. (Foto Prensa Libre: AFP)

“¿Qué fácil os lo hemos puesto eh? En 30 minutos la crónica y luego a disfrutar del partido”, gritaba a la tribuna de periodistas desde el césped del estadio Gamla Ullevi el técnico azulgrana Lluis Cortés, con un refresco en una mano y un trozo de pizza en la otra, en la medianoche sueca.

La única forma de que Messi se quede en el Barcelona es que se pase al femenino“, bromeaba un usuario en las redes sociales sobre el diferente recorrido de ambas secciones este curso.

Justo antes, el Barsa había culminado a lo grande una travesía acelerada en los últimos seis años, de la profesionalización en 2015 al trono europeo en 2021, con un punto de inflexión, la derrota en la primera final hace dos años en la final de Budapest ante el Lyon (4-1).

La crisis, una oportunidad

Es increíble, aquel día de Budapest estábamos como hoy el Chelsea. Nos cambiamos de bando”, resumió el domingo Cortés sobre pasar de recibir cuatro goles en 30 minutos a marcarlos en 36.

¿Qué ocurrió? “Decidimos que teníamos que trabajar más horas, sacrificar vida familiar y amigos si queríamos ser campeonas de Europa“, había señalado el técnico de 34 años en la previa de la final.

Con siete titulares que repitieron de Budapest a Gotemburgo, sin ningún fichaje esta temporada y la incorporación en 2019 de la noruega Caroline Graham Hansen como único retoque importante, el Barça demostró el domingo que es un equipo trabajado hasta el último detalle, generoso en el esfuerzo, coral y preciso en su presión avanzada, al ritmo que marca su brújula, la capitana Alexia Putellas.

Enfrente, un Chelsea que pagó la novatada, catapultado este año por fichajes de relumbrón, como la danesa Pernille Harder, traspaso más alto de la historia del fútbol femenino (del Wolfsburgo por 350.000 euros, 425.000 dólares), o la australiana Sam Kerr, la mejor pagada del fútbol europeo.

“No fichamos, quizás sea lo que nos diferencie de los otros. Lo que nos podía perjudicar nos ha dado ventaja. Hay una sinergia positiva entre jugadoras y equipo técnico”, avisó Cortés tras eliminar al PSG en semifinales.

‘Sello Barsa’ con físico

Trasladar el dominio en España al continente conllevaba dar un salto cuantitativo en el aspecto físico sin renunciar a la calidad y al juego de posesión y pase marca de la casa.

En Gotemburgo, Kheira Hamraoui, fichada del Lyon en 2018, aportó estatura, potencia y buen pie a un centro del campo en el que brillaron las goleadoras Putellas y Aitana Bonmatí, elegida mejor jugadora del partido, en un triángulo que recordó al que formaban Sergio Busquets, Xavi Hernández y Andrés Iniesta hace diez años.

El estilo lo teníamos claro, pero hoy tenemos el físico que queríamos, que nos faltaba, ahora lo disfrutamos junto a la calidad”, explicó antes del partido la delantera Jenni Hermoso, máxima goleadora de la Champions con seis tantos, que se quedó sin marcar en la final.

Tampoco encontró la red la segunda máxima artillera (5), su compañera Lieke Martens, brillante el domingo desde la izquierda a pierna cambiada, imparable para las defensas del Chelsea.

Decantó el partido desde la primera jugada, con una internada que finalizó con un disparo al larguero, convertido en un tanto en propia puerta a los 30 segundos.

Referencia mundial desde que llevó a Holanda al trono europeo en 2017 y fichada por el Barcelona ese año, tras un par de temporadas por debajo de lo esperado, Martens por fin firmó la exhibición que llevaba mucho tiempo buscando.