Faitelson y su pedido a Elon Musk: quiere que borre todos los recuerdos del golpe que le dio Cuauhtémoc Blanco

Elon Musk, el hombre más rico del mundo, dueño de Tesla y SpaceX, compró Twitter por 44.000 millones de dólares y el comentarista mexicano David Faitelson decidió hacerle un pedido especial, en tono de broma, después de que se conociera la noticia.

Publicado el
David Faitelson bromeó en Twitter después de la noticia de que Elon Musk compró Twitter. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL y AFP)
David Faitelson bromeó en Twitter después de la noticia de que Elon Musk compró Twitter. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL y AFP)

Elon Musk compró Twitter por 44.000 millones de dólares, informó este lunes la empresa tras un acuerdo que valora cada acción de la firma en 54,20 dólares.

La libertad de expresión es la base de una democracia que funciona, y Twitter es la plaza pública digital donde se debaten los temas vitales para el futuro de la humanidad”, declaró Musk, en el comunicado en el que se anuncia la compra de la red social.

Inmediatamente las redes se llenaron de debates y comentarios sobre este acontecimiento; no faltaron los memes y las bromas al respecto.

Fue entonces cuando apareció el comentarista mexicano de ESPN, David Faitelson, con un tuit  que ha generado gran cantidad de reacciones: “El nuevo dueño de Twitter, Elon Musk, ha anunciado que combatirá la presencia de “bots” en la red social… Yo, justamente, estoy terminando de escribir una carta para él pidiéndole que acabe, de una vez y para siempre, con los recuerdos de Cuauhtémoc Blanco y el golpe en Veracruz“.

Los seguidores de Faitelson en la red social reaccionaron ante la broma hecha por el mexicano y recordaron, como suelen hacerlo en cada una de las publicaciones del comentarista, aquel episodio en Veracruz.

Fue hace 19 años cuando, en el estadio Luis “Pirata” Fuente, David Faitelson se topó con el exfutbolista mexicano Cuauhtémoc Blanco y recibió un puñetazo del que en ese momento era jugador de las Águilas del América; Blanco tuvo esa reacción tras haber recibido constantes críticas de Faitelson.