Gerard Piqué: sale a la luz el supuesto contrato con el Barcelona que le convirtió en el central mejor pagado del planeta

El diario El Mundo continúa revelando los famosos “Barsa Leaks” y ahora hizo público el contrato multimillonario que habría firmado Gerard Piqué en 2018, el cual además incluía un bono para cubrir sus sanciones de impuestos.

Publicado el
Piqué continúa siendo el eje central de la controversia en Europa. (Foto Prensa Libre: Twitter)
Piqué continúa siendo el eje central de la controversia en Europa. (Foto Prensa Libre: Twitter)

Ser el central mejor pagado y ganar más dinero que Sergio Ramos, estas habrían sido las peticiones de Gerard Piqué al entonces presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, según publica El MUNDO.

Bartomeu y Piqué acordaron firmar un contrato por cinco años en el que el futbolista ganaría 142 millones de euros brutos, comenzando en la temporada que estaba vigente, la 2017-2018, hasta la 2021-2022, es decir, 28.4 millones de euros por temporada. Además de ciertas bonificaciones por objetivos alcanzados durante este lapso de tiempo.

Sin embargo, a esta cifra aún se le debía descontar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) por lo que el español recibiría alrededor de 15 millones de euros, 2.5 millones más que su compañero de Selección, Sergio Ramos. El deseo estaba cumplido.

Las condiciones económicas

El diario también detalla que se presentó otro contrato en el que se incluyó los ingresos por derechos de imagen, ya que la ley española permite a los futbolistas recibir el 15% de sus ingresos en el club por este tema.

Con esto, el Barcelona garantizó que “el jugador percibirá un mínimo de 107 millones 213 mil 050 euros“, incluyendo los premios por cumplimiento del contrato y méritos alcanzados. Y es que entre el contrato de imagen sumado al “premio especial” de 15 millones 446 mil 036 euros (exigible en dos años), el futbolista percibiría los 28.4 millones de euros por temporada disputada con el FC Barcelona.

Por último, se explica que el club decidió apoyarle con un “bonus fiscal”, el cual pretendía cubrir su deuda con Hacienda de 7.1 millones de euros y que habría sido “repartido entre la imagen y lo laboral”.

En octubre de 2020, Piqué habría aceptado negociar sus condiciones de contrato por la crisis sanitaria a causa del Covid 19 a nivel mundial y pactaría una rebaja salarial para ayudar al club. Misma decisión que fue tomada por otros jugadores como el portero Ter Stegen y el mediocampista Frenkie De Jong, aunque se trataba de “prolongaciones de contrato a cambio de diferir cantidades para amortiguar” los impactos de la pandemia, según EL MUNDO.

El artículo termina recordando que el defensor azulgrana publicó un tweet, en enero de este año, en el que aseguraba ingresar un salario de 2.3 millones de euros semestrales, pero EL MUNDO explica que esta cantidad no incluía las bonificaciones o premios pactados en el multimillonario contrato.

En Prensa Libre ya comenzó la Copa del Mundo: Suscríbase gratis aquí al boletín de Qatar 2022 y viva con nosotros la pasión del futbol.