La revancha por el Balón de Oro para Robert Lewandowski en la Eurocopa

Lo ha ganado todo, menos el Balón de Oro. Se lo quitó la pandemia. El polaco Robert Lewandowski, que debuta este lunes 14 de junio en la Eurocopa ante Eslovaquia, tiene mucho que ganar en este torneo si quiere aspirar de nuevo al mayor premio individual en el mundo del futbol.

Publicado el
Robert Lewandowski durante un entreno con la Selección de Polonia. Foto Prensa Libre: EFE
Robert Lewandowski durante un entreno con la Selección de Polonia. Foto Prensa Libre: EFE

“Messi y Cristiano llevan mucho tiempo en lo más alto, pero creo que ahora puedo invitarlos a mi mesa”, dijo Lewandowski a la prensa. Al contrario que en el caso de otros comensales que se autoinvitaron, nadie discute que el polaco se ganó ese derecho.

 

Lewandowski marcó la temporada pasada 55 goles, a lo que hay que sumar la victoria en la liga alemana y la “Champions” con el Bayern. Es decir, un año de récords, pero se tuvo que conformar con un Balón de Oro de Lego.

No son pocos los que consideran que “Lewy” fue despojado del galardón por motivos que no tenían nada que ver con la covid-19 y la seguridad sanitaria.

 

La dictadura de Messi y Cristiano tenía que terminar tarde o temprano, y el artillero polaco era el candidato número uno para poner la puntilla.

“Fue tremendamente injusto. Todos estábamos hartos de Messi y Cristiano como únicos receptores del premio. Todos se alegraron mucho cuando Modric ganó. Lewandowski se lo merecía”, comentó a Efe Ígor Rábiner, conocido periodista del diario deportivo más popular de Rusia, “Sport-Express”.

La consolación llegó en forma de premio The Best de la FIFA, en la que derrotó con claridad a los astros argentino y portugués, por ese orden.

 

“Lewandowski es como el Shevchenko de la actualidad. Andréi sí ganó su Balón de Oro. Dios quiera que Robert también lo reciba”, señala Rabiner.

EL RÉCORD DE “TORPEDO” MULLER

Pero eso es pasado. Lewandowski no se ha dormido en los laureles ni ha caído en una depresión futbolística. Muy al contrario.

Con 41 goles -ocho de penalti- en una treintena de partidos, el polaco se hizo esta temporada con su primera Bota de Oro. Le precedieron Messi y Cristiano, con 30 y 29 tantos, respectivamente.

Además, rompió el récord histórico de goles que ostentaba Gerd Muller en una temporada de la liga alemana. Y eso que se perdió cinco partidos por lesión.

Lewandowski alcanzó esa cifra de goles en 29 partidos, mientras el “torpedo” sumó 40 en 34 encuentros en 1972. El polaco marcó 41 de los 99 goles de su equipo, mientras hace 49 años el Bayern de Muller hizo 101 tantos.

Ya son seis los pichichis que logra el polaco en Alemania, cuatro de ellos consecutivos, mientras Muller logró un total de siete.

BALÓN DE ORO, MÁS CARO QUE EN 2020

Esta temporada el Balón de Oro estará muy caro. Ser el máximo bombardero de la liga alemana puede no ser suficiente. Su ausencia de los cuartos de final de la “Champions” ante el PSG puede penalizarle. También el hecho de que los alemanes no reeditaran el título.

Hay otros candidatos, como el belga Kevin de Bruyne, que ganó la liga inglesa con el Manchester City y llegó la final de la máximo competición continental. En su contra jugará el que fue sustituido por una lesión, que le ha impedido disputar el primer partido de la Eurocopa.

“Se perderá un partido y quizás dos. Al ver la lesión por la televisión la lesión, todos nos asustamos. Antes de la final de Champions, De Bruyne era la apuesta de todo el mundo para mejor jugador de la Eurocopa. Ahora, no se sabe cuántos partidos disputará, aunque se espera que llegue sano a los cruces”, explica Rábiner.

La otra figura que va ganando fuerza es N’Golo Kante, que se alzó brillantemente con la Liga de Campeones con un actuación sublime en cuartos y semifinales. Sin descontar a otro francés, Kyllian Mbappe.

La Eurocopa dictará sentencia. Si Lewandowski quiere tomarse la revancha deberá ser uno de los máximos goleadores del torneo o llevar lejos con su selección. De lo contrario, deberá decir adiós a su ansiado trofeo.

“No podemos decir que Robert haya llegado al torneo en una forma extraordinaria. Polonia tampoco es precisamente el equipo más fuerte de Europa. Pero si Polonia llega a los cuartos de final y Robert marca uno o dos goles decisivos, eso sería un gran plus para recibir el Balón de Oro”, agregó el periodista ruso.

LA ASIGNATURA PENDIENTE

El caso es que los antecedentes de Lewandowski con su selección en los grandes torneos no son muy buenos. Sin ir más lejos, en la Eurocopa de Francia, en la que los polacos alcanzaron los cuartos, el delantero se tuvo que conformar con una sola diana.

Leyendas del fútbol polaco como Lato y Boniek sí rindieron a un gran nivel con su país en el Mundial 74 y el 82, respectivamente. El primero marcó siete tantos y el segundo cuatro y fue una de las estrellas en España.

Dos goles entre las Eurocopas de 2012 y 2016 y el Mundial de Rusia 2018 son un escaso bagaje para un jugador de leyenda y el máximo goleador histórico de su selección.

A la expectación de la Eurocopa se han sumado los rumores de que el polaco podría estar dispuesto a cambiar de aires. Los grandes, desde el Real Madrid al PSG o al City, están al acecho, independientemente de si logra o no el soñado Balón de Oro.