La Uefa prohíbe la iluminación con color arcoíris del Allianz Arena de Múnich para el Alemania-Hungría

La Uefa rechazó este martes 22 de junio el proyecto de la ciudad de Múnich, Alemania, de iluminar su estadio con los colores arcoíris de la comunidad LGBT para el partido Alemania-Hungría, en señal de protesta contra una ley aprobada en la nación húngara.

Publicado el
La Uefa prohibió iluminar el estadio Allianz Arena de Múnich, Alemania, con el arcoiris LGBT para el partido Alemania-Hungría en la Eurocopa. Foto Prensa Libre: Twitter Bayern de Múnich.
La Uefa prohibió iluminar el estadio Allianz Arena de Múnich, Alemania, con el arcoiris LGBT para el partido Alemania-Hungría en la Eurocopa. Foto Prensa Libre: Twitter Bayern de Múnich.

La decisión de la Uefa cobra polémica porque el Parlamento de Hungría, selección rival de Alemania el miércoles 23 de junio, recién aprobó una ley que delimita el derecho a información sobre contenidos homosexuales o transexuales.

“Según sus estatutos, la Uefa es una organización políticamente y religiosamente neutra”, explicó la confederación europea en un comunicado. “Dado el contexto político de esta petición -un mensaje sobre una decisión tomada por el Parlamento nacional húngaro-, la Uefa debe rechazar esa petición”, añadió.

La instancia europea, que afirma “comprender que la intención es asimismo enviar un mensaje para promover la diversidad y la inclusión”, acepta sin embargo la idea y propone unas fechas alternativas para la iluminación del estadio con los colores arcoíris: “Sea el 28 de junio -el Christopher Street Liberation Day (el día del ‘Orgullo’)- sea entre el 3 y el 9 de julio, que corresponde a la semana del Christopher Street Day en Múnich”, precisa la Uefa en su comunicado.

Organizadora de la Eurocopa, la Uefa recuerda además que lleva a cabo desde hace mucho tiempo campañas en favor de la diversidad y de la igualdad en el futbol.

“El racismo, la homofobia, el sexismo y toda forma de discriminación, son una tara de nuestras sociedades, y representan uno de los mayores problemas del deporte en la actualidad. Comportamientos discriminatorios han manchado a la vez partidos, y fuera de los estadios, el discurso en internet en torno al deporte que amamos”, declaró la instancia, que el domingo pasado anunció la apertura de una investigación por una pancarta homófoba desplegada en Budapest durante el Hungría-Portugal (0-3) la semana pasada.

El lunes 21 de junio, la Federación Alemana de Futbol se mostró de acuerdo para que el estadio de Múnich fuese iluminado con los colores arcoíris durante la Eurocopa, pero no necesariamente el día del partido contra Hungría.

La idea procedía del ayuntamiento de Múnich, para enviar “un signo visible de solidaridad con la comunidad LGBTI de Hungría”.

Múnich añadió así su voz a los que, en Europa, condenan la política del Primer ministro Viktor Orban, considerada discriminatoria contra las minorías sexuales.

Además, la Federación alemana confirmó el lunes que la UEFA dio luz verde a que el capitán Manuel Neuer portase un brazalete arcoíris.

La instancia europea hizo saber que no veía razón para sancionar a Alemania “considerando que ese gesto promueve una buena causa”.

Neuer porta ese brazalete “en signo de adhesión de toda la Mannschaft a los valores de diversidad, apertura, tolerancia, contra el odio y las discriminaciones”, precisó el portavoz de la ‘Mannschaft’.